México, D.F. .- El argentino César Luis Menotti, técnico del equipo mexicano Tecos, aseguró que el fútbol de México ha tenido en los últimos años un crecimiento que le permite jugar de igual a igual a cualquier equipo o selección.
"México está para jugarle de igual a igual a cualquiera, no tengo ninguna duda y si no revisen los mexicanos que están afuera, son todos figuras", declaró Menotti en el entrenamiento de los Tecos, previo a su partido del martes ante el Monterrey en el torneo mexicano.

Los Tecos UAG recibirán en el estadio "3 de Marzo" de Guadalajara la visita del Monterrey para cumplir un encuentro que fue suspendido en la quinta jornada del torneo Apertura'07 por una lluvia que anegó la cancha.

En el entrenamiento de su equipo, Menotti, ex seleccionador mexicano en 1990-91, se dio tiempo para hablar del fútbol mexicano y de los factores que lo han hecho crecer y consolidarse a nivel internacional.

En el avance registrado por el fútbol de México ha influido tener jugadores en el extranjero y estar participando en competencias de mayor nivel, explicó Menotti.

"La competencia a nivel sudamericano ha forjado a los jugadores en una competencia más difícil que la que tenían en CONCACAF (Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol)", expresó.

El entrenador agregó que estas competiciones les han servido a los mexicanos para sentirse en igualdad de condiciones porque ahora saben que: "los alemanes no vienen de la luna; que son de acá, de la tierra".

Sobre el partido de los Tecos ante el Monterrey, Menotti confió en que sus jugadores puedan mantener la concentración y evitar que les hagan un gol en los primeros minutos, como les ocurrió ante el Necaxa el sábado pasado en la novena fecha.

"Es un buen equipo Monterrey, el otro día no supo resolver el partido, pero que no fue inferior a Tigres ni mucho menos. Creo que al contrario, manejó el partido", dijo.

Para el encuentro ante el Monterrey, el Tecos UAG no contará con el delantero argentino Mauro Cejas que está suspendido por su expulsión en el juego contra el Necaxa.