LA JORNADA
Aguascalientes, Aguascalientes.- El hip hop mexicano tiene personalidad propia en el mundo, es negocio, abre críticas sociales y políticas, es un espejo de la realidad, de los chavos que visten su muñequito en las tocadas, lo tatúan (lo estampan) y le dan amor, expresó en entrevista Patricio Elizalde, Pato; ex integrante de Control Machete, luego de Resorte y ahora creador e impulsor de una nueva propuesta: Pato Machete.
Control Machete, la agrupación que le dio fama definitiva, se formó en Monterrey, de donde es Pato, fue parte del movimiento Avanzada Regia. Pato habló con La Jornada de sus proyectos, de sus ideas musicales, de su mundo, que es el hip hop.

"Estoy reactivando mi carrera luego de lo de Control y Resorte; me presento con Celso Piña de vez en vez con mi nuevo grupo, que para darle continuidad al proyecto se llama Pato Machete. Ése es ahora mi apellido. Lo de la separación de Control fue más cosa (causa) de tiempo, de destino. Marchamos en conjunto y elegimos cada uno nuestras necesidades. Seguimos desarrollando una amistad muy parejona, a pesar de que cada quien jala para su lado."

Pato recorría la Feria de San Marcos y era saludado por "la bandera". Algunos le invitaban un sorbo de cerveza, le pedían un autógrafo, se tomaban la foto.

"Hay quien ve glamur en todo, pero la verdad también son chingas, pero pues es muy hermoso a la vez, por la energía, la adrenalina, porque la gente se siente identificada contigo. Es importante que no se sientan solos, ni tú tampoco. Para mí se trata de seguir aprovechando la experiencia con Control y seguir tocando esas canciones que son mías y que nadie más va a tocar.

"Se me hace tonto tener que cambiar nombre, estoy haciendo lo que haría con el siguiente disco de Control, con el mismo productor (Jasón Roberts, con quien hizo el cedé Mucho barato). Salimos como Pato Machete porque eso es lo que más nos puede funcionar como imán.

"Pero no soy yo nada más. Hay mucha gente apoyando; yo doy la cara, soy el responsable ahí arriba, en el escenario. Para mí, una escuela importantísima es Celso Piña: el da la cara y continúa su proyecto por el grupo. En la Ronda Bogotá todos son amigos y tocan todos los instrumentos.

"En la calle me paran y me preguntan si soy el vocalista de Celso -me pasa mucho en Los Angeles, por el video de Cumbia sobre el río, que se hizo muy famoso-, les digo que no, que ya quisiera. Ando haciendo unas fechas con Celso, como esta de aquí en Aguascalientes."

La nueva banda de Pato está alimentada por la onda de Quique Camacho, Fara, Poncho, diyéi Jonta, W Crónico y Willie, de Gómez Palacio.

"Es un combo de amigos que se retroalimenta. El reto es hacer algo nuevo. Se trata de darle vueltas. En el nuevo material hay un poco de rock regresoso, huapango, un poco de electronicones, de variaciones muy en la base del hip hop, porque estoy haciendo muchas rimas.

"Me suelto más a cantar, con más armonías, cosas en las que antes me limitaba. Lo siento como progresado. Pasa que la raza pide canciones como Mucho barato, pero tampoco es el chiste.

"El disco saldrá, si Dios quiere, a mediados de junio, con 13 tracks y se titulará Contrabanda. La actualidad del hip hop en México. es muy interesante. Hay un presente con bandas under, como Soldados del Reino y Elote; hay muchos cruces. Lo de Control también fue algo muy alternativo. Entramos al mercado y hay un sector muy purista que a lo mejor no nos quería, pero con el paso de los años terminaron queriéndonos.

"Al final logramos llevar la bandera del hip hop mexicano y latinoamericano muy en alto", finalizó.

Pato Machete se presentará el sábado 24 de mayo en el Vive Latino en el Foro Sol.