El País
El nuevo presidente ha destacado la importancia de su elección como un gesto hacia los nuevos miembros del Este de la UE, que entraron en 2004 procedentes en su mayoría del ámbito de influencia de la ex Unión Soviétiva. "Veo mi elección como una señal para esos países. Lo considero, además, como un tributo a los millones de ciudadanos de nuestros países que no se plegaron a un sistema hostil", ha dicho Buzek. "No hay un nosotros y vosotros. Ahora es la Europa compartida".
Estrasburgo, Francia.- El ex primer ministro polaco Jerzy Buzek es ya el nuevo presidente del Parlamento Europeo. Los diputados de la Eurocámara han dado su aprobación al político conservador, que se convierte en el primer presidente de la cámara procedente de un país del Este.

La elección de Buzek, de 69 años, se daba por hecha debido a la sólida mayoría obtenida por el bloque conservador en las elecciones europeas celebradas en los Veintisiete países miembros el pasado mes de junio. El ex dirigente polaco ha salido elegido en la primera votación, con 555 votos a favor de un total de 713 emitidos, el mayor respaldo obtenido nunca por un presidente de la Eurocámara. Su rival, la izquierdista sueca Eva Britt Svensson ha obtenido 89 votos. El nuevo Parlamento Europeo cuenta con 736 asientos.

El nuevo presidente ha destacado la importancia de su elección como un gesto hacia los nuevos miembros del Este de la UE, que entraron en 2004 procedentes en su mayoría del ámbito de influencia de la ex Unión Soviétiva. "Veo mi elección como una señal para esos países. Lo considero, además, como un tributo a los millones de ciudadanos de nuestros países que no se plegaron a un sistema hostil", ha dicho Buzek. "No hay un nosotros y vosotros. Ahora es la Europa compartida".

En su breve discurso antes de la votación, ha dicho que la prioridad de su mandato será la lucha contra la crisis económica. "Hemos de tener en cuenta que estamos en crisis. Los europeos esperan una solución a este problema. Y además hemos de recordar que deberíamos mejorar el trabajo del Parlamento Europeo", ha dicho. Entre los objetivos que tendrá que afrontar está el de endurecer la legislación del sistema financiero para que no se repitan situaciones como la actual. El Parlamento también tendrá trabajo para que la UE llegue a una posición común sobre cambio climático de cara a la cumbre de Copenhague en otoño. Deberá, igualmente, dar el visto bueno a la nueva Comisión que encabezará de nuevo el portugués José Manuel Durao Barroso, en septiembre.

En virtud de un acuerdo entre conservadores, socialistas y liberales, Buzek ocupará la presidencia del PE durante dos años y medio, para ser sustituido entonces por un parlamentario del grupo socialdemócrata, el segundo de la cámara.