Beltrones Rivera insistió en que los gobiernos panistas han intervenido en las elecciones para beneficiar a sus candidatos. Foto: Archivo/ Vanguardia
El Universal
El senador priísta acusó que el supuesto desvío de recursos fue un acto para captar votos
TIJUANA, BC.- La eliminación de la tenencia vehicular que anunció el presidente Felipe Calderón fue un acto desesperado para beneficiar a los candidatos del Partido Acción Nacional (PAN), aseguró el senador priísta, Manlio Fabio Beltrones Rivera.

"Es un anuncio que está rodeado de media verdad y media mentira", sostuvo, y cuestionó que se hiciera durante el cierre de las campañas proselitistas de quienes participarán en los comicios del próximo 4 de julio.

Recordó que los senadores legislaron desde el 2007 para que a partir del 2012 se eliminara este gravamen, pero para todos los vehículos, no sólo a quienes pueden comprar autos nuevos de 250 mil pesos.

De visita en Baja California, donde manifestó su respaldo a los candidatos priístas, insistió en descalificar el anuncio presidencial, el cual, dijo, "es grosero y grotesco".

Antes de asistir a los cierres de campaña de su partido, Beltrones Rivera insistió en que los gobiernos panistas han intervenido en las elecciones para beneficiar a sus candidatos.

Acusó el supuesto desvío de recursos destinados a combatir la pobreza fue para cooptar votos, para beneficio particular de simpatizantes de su partido o a aquéllos que utilizan propaganda panista.

Mencionó como parte de la supuesta intervención de los gobiernos, la difusión de llamadas telefónicas.

Si el gobierno insiste en que no es responsable de esos centros de espionaje, entonces debería decir quiénes son los responsables de esas prácticas, advirtió.

"Hoy es muy común el ver que este gobierno lleva hasta sus extremos la política del `yo por qué' de Vicente Fox", aseveró.

El político sonorense aseguró que existen elementos suficientes para que el PRI gane en las 12 entidades donde se renovarán las gubernaturas, y las dos en que habrá nuevas legislaturas y alcaldías.
 
Anticipó que este puede ser el preámbulo para las elecciones del 2012, sumado a la mayoría electoral que obtuvo su partido en el 2009.

Dijo que hasta finales del 2010 decidirá si participa en los comicios para la Presidencia de la República, pero advirtió que para recuperar esa posición, el PRI debe mostrar mayor unidad interna.