Roma, Italia.- El tenista suizo Roger Federer, que hoy cayó eliminado ante el checo Radek Stepanek en el Masters Series de Roma, un título que no ha conseguido nunca, aseguró hoy que esta derrota "se puede ver como una oportunidad perdida" al no competir ya Rafael Nadal, tricampeón del torneo.
Federer, que ayer mismo comentó que la salida de Nadal, eliminado por Juan Carlos Ferrero, abría "enormemente las posibilidades", hizo esa observación en una rueda de prensa inmediatamente después de caer ante Stepanek por 7-6(5) y 7-6(7) y en la que estaba un tanto molestó consigo mismo.

"Ha sido una derrota dura", destacó el número uno del mundo, que rehusó contestar la pregunta de un periodista acerca de si este año "es el principio del fin" de su reinado.

Federer lamentó especialmente "la forma" en que había perdido, ya que hubo momentos en los que estuvo fuera del partido y cometió multitud de errores no forzados.

"Me gustaría haber jugado mejor, especialmente en los puntos cruciales", dijo el jugador suizo que señaló que Stepanek sirvió bien y "no planteó el partido como si fuera en tierra batida".

El tenista dijo que estaba también disgustado porque en el primer set había llevado delantera a Stepanek y "cuando la tengo, no la suelo dejar ir".

Federer confesó que para él "ha sido una gran decepción volver a ser eliminado" en Roma y explicó que lo único bueno que veía en esta derrota era que tenía "más tiempo para Hamburgo, para defender su título allí".

Finalmente, el tenista suizo quiso quitar importancia a su eliminación al afirmar: "cosas peores han pasado, así que espero volver a estar fuerte en Hamburgo".