Milán, Italia.- El Inter de Milán encara mañana su partido ante el Livorno con la mente puesta en la Liga de Campeones, pero con la esperanza de agrandar aún más su diferencia al frente de la liga italiana de fútbol si es capaz de aprovecharse del duelo entre sus dos perseguidores: Roma y Juventus.
El Inter es líder con 56 puntos y recibe en casa al Livorno, situado en mitad de la tabla, por lo que a priori únicamente perder la concentración pensando en el duelo en Liverpool la próxima semana le puede alejar del triunfo.

La jornada de mañana se cerrará con el duelo en Turín entre Juventus y Roma. Si los "bianconeri", terceros con 44 puntos, ganan a la Roma, segunda con 48, el Inter podría escaparse hasta los 11 puntos, distancia que dejaría casi atado el "scudetto".

La Juve, sin obligaciones europeas, persigue la segunda plaza que da acceso directo a la Liga de Campeones. Esa es la meta de un equipo recién ascendido a la Serie A tras la sentencia condenatoria por su implicación en el escándalo de manipulación de partidos.

El arquero, Gianluigi Buffon, admitió que por el momento la batalla es con la Roma y no con el Inter.

"El partido con la Roma nos dirá si podemos pensar en algo más que la segunda plaza", dijo.

"No nos ponemos objetivos definidos, pero miramos hacia delante", señaló hoy el técnico juventino, Claudio Ranieri.

Por su parte, la Roma, que el martes recibe en la capital italiana al Real Madrid en Champions, sabe de lo difícil que es el duelo de mañana. "La Juve viene de un periodo difícil, es cierto, pero en poco tiempo han recuperado la calidad que tenían. Son fuertes como en el pasado. Mañana será un bonito desafío", señaló el entrenador "giallorosso", Luciano Spalletti.

El Inter está invicto y busca su tercer título seguido de liga. Por ello, se centra también en hacer algo importante en Europa, pero su técnico, Alberto Mancini, alerta del Livorno.

"No es un adversario fácil. El Livorno es un equipo que corre mucho. Nosotros no nos podemos permitir pensar ya en el partido con el Liverpool", dijo hoy. La principal novedad será la vuelta al equipo del portugués Figo.

Mañana también jugará el Milan, aún en estado de "shock" por la grave lesión del brasileño Ronaldo, pero con la vista puesta en obtener la cuarta plaza de la Serie A y en el partido ante el Arsenal la próxima semana por la Liga de Campeones, única competición en la que puede conseguir un título.

Carlo Ancelotti, técnico "rossonero", no sólo deberá prescindir de Ronaldo para el duelo en Parma, sino también de su compatriota Alexandre Pato, que espera estar recuperado para el duelo de Londres ante los "gunners". También podrían ser baja ante el Parma el holandés Clarence Seedorf y el astro brasileño Kaká.

"No pensaremos en el Arsenal porque hasta el miércoles hay tiempo para recuperar las fuerzas", dijo "Carletto".

Su rival por la cuarta plaza, la Fiorentina, jugará el domingo en casa ante el Catania.