El Universal
Culiacán, Sin.- Los sinaloenses han optado por encerrarse en sus casas ante el miedo de ser víctimas de alguno de los enfrentamientos de los cárteles de la droga, que tan sólo en lo que va del mes han cobrado la vida de 46 personas.
Ni siquiera el Día de las Madres, los habitantes salieron a celebrar. La ciudad lució desolada y el temor se extendió entre la población.

La tambora, los tríos y el mariachi se abstuvieron de cantar las tradicionales "Mañanitas" a las mamás, como lo hacían en otros años, y los restaurantes tuvieron poca afluencia.

A unas horas de la muerte de Édgar Guzmán, hijo del jefe del cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo Guzmán", grupos de agentes federales, estatales y del Ejército patrullaban la ciudad.

Incluso, los jugadores del equipo de futbol de la primera división A de Coatzacoalcos, quienes jugarían con los Dorados de Sinaloa, fueron escoltados hasta su hotel.

El cantante Joan Sebastian canceló un concierto programado para el 1 de junio debido a la ola de inseguridad; Los Tigres del Norte también cancelaron una presentación, por las mismas razones.

El Gobernador de Sinaloa, Jesús Alberto Aguilar Padilla anunció que el próximo martes sesionará en Culiacán el Gabinete de Seguridad Nacional. Señaló que prácticamente puede revelar las acciones que se van a implementar ante los hechos de violencia que se han dado.

La Procuraduría General de la República (PGR), junto con autoridades militares y estatales, preparan el blindaje de Tijuana, Ciudad Juárez y Culiacán.