Notimex
Ciudad de México.- El vicepresidente de Chivas de Guadalajara, Néstor de la Torre, aplaudió la decisión del presidente de Atlante, José Antonio García, de desistir en su intento para que sancionaran a Omar Bravo tras una supuesta simulación de falta.
Es valentía de un directivo el reconocer que no es una jugada tan obvia de querer engañar, que es una jugada polémica. Le doy todo el crédito al señor Antonio García en reconocer que la jugada no es totalmente obvia, expuso en entrevista al canal de televisión ESPN.

El directivo rojiblanco se mostró conforme y comentó que la situación se resuelva en el campo, que los dos equipos participen con sus mejores jugadores mañana, en el duelo de vuelta de la semifinal del Toreno Apertura 2007, donde el Rebaño tiene ventaja de 1-0.

El directivo tapatío señaló que respeta los puntos de vista que consideran que no fue penal la jugada en la cual el artillero de Chivas cae dentro del área, pero apuntó que para él es claro que existe un contacto, es claro que el jugador hace un movimiento con el brazo, estirándolo con una intención, no porque es su carrera normal.

De la Torre manifestó que la jugada ha causado puntos encontrados debido a que no se puede determinar claramente si es una falta lo suficientemente grave o no para que se sancionara la pena máxima, pero destacó que hay un contacto y para él sí fue penal.

Hay una jugada polémica, una jugada en que existe un contacto, que fue muy fuerte o no se puede analizar, pero de que hay un contacto, eso que ni qué. En la repetición veo que el contacto no es tan fuerte como lo vi de inicio, pero lo sostengo, existe un contacto.

Finalmente, de la Torre expresó que es una lástima que en todas estas finales las portadas (de los periódicos) siempre han sido con sucesos fuera del futbol, que se las han llevado alguna jugada polémica.