Madrid, España.- Las buenas cifras conseguidas en Estados Unidos, Reino Unido y México han reportado a la película española "El orfanato", de Juan Antonio Bayona, 36 millones de dólares, la misma cantidad que consiguió sólo en España al convertirse en el fenómeno cinematográfico de 2007.
Estrenada en más de treinta países de todo el mundo, la cinta de terror protagonizada por Belén Rueda ha vuelto a demostrar el buen hacer del cine español en este género y, sobre todo, su proyección internacional, puesto que a los beneficios económicos hay que sumar también la favorable acogida de la crítica internacional.

México ha sido el país más receptivo con la historia de la desaparición del pequeño Simón y la reflexión que Bayona hila alrededor de los límites de la realidad y el esoterismo en su filme.

El éxito de "El orfanato" en ese país se ha traducido en 11 millones de dólares, a los que se suman los 7 de Estados Unidos, los 3,3 de Reino Unido, los 2 de Francia y los sorprendentes 2,2 de Rusia, según los datos de la empresa "Box Office Mojo", especializada en medir la recaudación en taquilla, confirmados a Efe por Warner, la distribuidora del filme.

A.O. Scott, uno de los críticos del "New York Times", definió la película como "una inquietante historia de fantasmas llegada desde España, sustentada en las técnicas básicas y duraderas del cine de terror".

Por su parte, Peter Bradshaw, del diario británico "The Guardian", dio cuatro estrellas sobre cinco a la película, de la que escribió que era "envolvente y perturbadora" y que estaba "atravesada por un escalofrío aterrador".

Los notables resultados en países tan dispares como Finlandia, Argentina, Singapur y Grecia han completado la recaudación total hasta los 72 millones de dólares.

Así, la cinta -que fue elegida por España para representar al país en los Oscar- se convierte en la segunda película de producción netamente española más taquillera en el mercado internacional, por detrás de "Volver", de Pedro Almodóvar, que recaudó 82 millones de dólares en 2006.

"El laberinto del fauno", de Guillermo del Toro -productor a su vez de "El orfanto"-, que contó con financiación española y mexicana, amasó, además de tres Oscar, 83 millones de dólares.