El papa Francisco (i) y el cardinal Agostino Vallini (d) saludan al salir de la basílica de Santa María la Mayor en Roma, Italia. Foto EFE/Ciro Fusco
La operación se realizó cuando el argentino Jorge Mario Bergoglio tenía 21 años.
Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco fue sometido en su juventud a una operación para extirpar parte del pulmón, informó hoy el Vaticano, asegurando que, no obstante, el estado de salud del nuevo pontífice es bueno.

"Los que lo conocen desde hace 30 o 40 años dicen que siempre lo han visto con buena salud, así que esto no parece ser un impedimento", dijo el portavoz del vaticano, Federico Lombardi.

La operación se realizó cuando el argentino Jorge Mario Bergoglio tenía 21 años, agregó el segundo portavoz vaticano, Thomas Rosica, quien aclaró que sólo le fue extirpado "una parte" del pulmón.

En Argentina, muchos creen que su "voz baja" se debe a esta dolencia, pero todo indicaría que es una costumbre del jesuita, de 76 años, que prefiere el bajo perfil y un estilo sereno y firme para hablar.

Durante los quince años en que estuvo a cargo de la arquidiócesis de Buenos Aires, Bergoglio interrumpió sólo en contadas veces su actividad por cuestiones de salud.

En el libro "El jesuita", de Francesca Ambrogetti y Sergio Rubín, se informa que la extirpación de la parte superior del pulmón derecho se debió a una grave pulmonía que sufrió a los 21 años. En los estudios médicos se le detectaron tres quistes, lo que llevó a los médicos a extirparle esa parte del pulmón.

"Desde entonces, sobrelleva una deficiencia pulmonar que, si bien no lo condiciona severamente, le marca un límite humano", señala el libro, que fue escrito luego de entrevistar al cardenal primado de Argentina.

"Quisimos preguntarle pero no quería hablar de su salud. Sólo nos contó lo que ponemos en el libro sobre el tema de la pulmonía", declaró Ambrogetti al diario "La Nación".

Según reconstruye el libro sobre la vida de Bergoglio, el joven sufrió "tres días terribles en los que se debatió entre la vida y la muerte". Relata que en ese momento de desesperación le preguntó a su madre: "Decime qué me pasa".

De esos días Bergoglio conservó para siempre las palabras que le dijo una religiosa, la hermana Dolores, que lo había preparado para tomar la primera comunión. "Me dijo algo que me quedó grabado y que me dio mucha paz: 'Lo estás imitando a Jesús'", contó Bergoglio durante las entrevistas para ese libro. A esa edad decidió dedicar su vida a la Iglesia y estudiar para ser cura.

El nuevo papa Francisco sufre también de vez en cuando dolores de lumbalgia, como cuando en 2007 una inflamación del nervio ciático le impidió regresar a tiempo de Roma, según informó en aquel momento el Arzobispado porteño.

El periodista y médico Nelson Castro informó hoy en tanto que Bergoglio fue operado hace unos diez años de "litiasis -cálculos- vesicular" por un reconocido cirujano argentino.

"De estas operaciones, la más delicada fue la de pulmón. Tanto en uno como en otro caso, la recuperación del paciente fue óptima. De ahora en más, sin embargo, la salud del santo padre habrá de ser un dato a tener en cuenta no sólo al momento de suelección sino también durante todo el tiempo que dure su papado", señala Castro en una columna que publica hoy el diario "Clarín".