<span></span>Notimex
México.- Las tribulaciones de un reportero investigador para salvar de la injusticia a varios inmigrantes mexicanos es el eje de la segunda novela policiaca de William C. Gordon, titulada "El rey de los bajos fondos", presentada la víspera en Casa Lamm.
En lo que viene a ser una combinación de su vena literaria con su profesión de abogado, Gordon, en esta su segunda entrega, ofrece una historia absorbente por su excelente narración donde el misterio es uno de los ingredientes principales.

El esposo de la escritora chilena Isabel Allende sumerge al lector en la historia a través de Samuel, quien hace honor al género policiaco, "siendo muy clásico", sin celular ni el uso de nuevas tecnologías.

La obra se desarrolla en la ciudad de San Francisco, su ciudad natal, en donde el autor recrea un mundo sórdido de venganzas antiguas y violencia muy al estilo de los años 60.

Una mañana aparece el cadáver mutilado de Armand Hagopian, próspero empresario armenio colgando en el portón de un vertedero de residuos químicos de su propiedad.

Las pesquisas sobre el asesinato apuntan a un grupo de obreros mexicanos ilegales que mantenían una demanda en su contra por haber quedado estériles o por haber tenido hijos con malformaciones debido a las sustancias tóxicas.

Sin embargo, Samuel Hamilton, reportero policiaco, con nariz de sabueso e incansable tenacidad, decide investigar por su cuenta y junto al abogado de los acusados, Janak Marachak, logran que los acusados se salven de la pena de muerte.

El título de esta novela se remonta tiempo atrás, hace 25 años, luego de que el autor leyó un artículo sobre la guerra que había en una aldea cerca de Los Angeles.

"Ahí tenían sus casas los ricos y ahí acudían en invierno a jugar golf. Lo curioso es que había una guerra entre los negros y los mexicanos para ver quién iba a controlar el trabajo de limpiar los zapatos a los ricos. El título era `Quién va a ser el rey de los bajos fondos?'", explicó el autor a un diario español.

Tres días después de haber leído el artículo, continuó, vino a casa el escritor inglés Christopher Hitchen, que había hecho una crítica de "La Casa de los Espíritus", la novela más famosa de Isabel Allende.

"Conversando con su mujer le conté lo que ponía en el artículo. Ella me dijo que los armenios en Los Angeles controlaban todos los vertederos tóxicos. Todo eso se mezcló con lo que ya tenía en la cabeza y con otras cosas que no contaré y me puse a escribir", indicó.

William C Gordon, quien además de ser abogado también fue oficial del ejército estadounidense, dueño de un bar y viajero, manifiesta en sus obras su preocupación por estos temas sobre la contaminación ambiental y sus efectos en el ser humano.

En su primer libro, "El enano pervertido", que nunca ha salido, aborda un caso de contaminación química donde el empresario muere y todos los trabajadores están contaminados, pues señala que en su trabajo de abogado "he visto mucho de esto y es un espanto lo que pasa, no solamente en España y en China. Es una maldición".

A la presentación de "El rey de los bajos fondos", editada por El Andén y distribuida por Editorial Oceáno, estuvieron los escritoresIgnacio Trejo Fuentes y Víctor Hugo Rascón Banda.