Cannes, Francia.- Emir Kusturica "me dio el respeto que todos los humanos necesitan", declaró Diego Maradona el martes, tras la proyección en el Festival de Cannes del documental que le dedicó el director serbio, "Maradona by Kusturica".
En conferencia de prensa, antes de la cual intercambiaron pases de cabeza ante los fotógrafos, ambos insistieron en los vínculos de amistad que los unen, y Kusturica recalcó que la gente de los Balcanes y de América Latina tienen en común "el deseo de libertad y la alegría de vivir".

Respecto al gran espacio dado a la política en el documental, el ídolo del fútbol argentino afirmó que "la política es algo que surgió de Emir".

"Yo hice siempre la vida en mi lugar, cuando hablaba de política en mi familia me escuchaban, pero parece que cuando se hace famoso ya no puede opinar", sobre ciertos temas, como el presidente George W. Bush y Estados Unidos.

"Emir me dio ese respeto que todo ser humano necesita, no por ser jugador de fútbol no se puede opinar de alguien que es un asesino". "Lo que yo quiero decir a través de la película de Emir es que yo también puedo hablar, que yo también puedo ser la voz de la gente", recalcó.

"Esta película se ha hecho con el corazón y, a través de la libertad que tenemos nosotros para decir las cosas, queremos decir las que no puede decir un montón de gente en el mundo", agregó Maradona.

Afirmó que no le costó hablar del problema de la droga en la película. "Viví momentos muy duros, muy feos, pero lo bueno es que estoy aquí y que lo puedo contar" y que "puedo vivir ahora de otra manera", dijo.