Notimex
Conmemoran los 50 años de la mu erte del pintor con un billete que muestra a Rivera junto a su obra El hombre en la encrucijada
A 50 años de la muerte del muralista mexicano Diego Rivera (1886-1957), la Lotería Nacional presentó hoy aquí un billete conmemorativo impreso con la imagen del autorretrato del artista y un fragmento de su obra "El hombre en la encrucijada".

La emisión del billete, que conmemora el aniversario luctuoso, jugará en el Sorteo Zodiaco 930 del 18 de noviembre próximo y cuenta con un tiraje de dos millones 400 mil "cachitos", que se encuentran a la venta desde hace 10 días en todo el territorio nacional.

Durante la presentación, realizada en el Museo del Carmen, en San Angel, Guadalupe Rivera Marín, hija del artista, dijo que el fragmento reproducido en la emisión pertenece al mural que se encuentra en el tercer piso del Palacio de Bellas Artes.

Mismo que el muralista mexicano Diego Rivera pintó originalmente en 1932, para el Centro Rockefeller de Nueva York.

No obstante, el mural fue demolido dos años más tarde por orden del millonario (propietario del espacio del mismo nombre) a quien no le gustó que plasmara el retrato del líder soviético Vladimir Lenin.

Antes, recordó Rivera Marín, el propio magnate había pedido al artista que quitara el retrato aludido, sin embargo, el muralista se negó tras alegar que eso estaba en contra de su "libertad de expresión", por lo que la obra permaneció dos años cubierta hasta su destrucción.

A su regreso a México, explicó, el entonces presidente Lázaro Cárdenas pidió al propio Rivera que reprodujera la pieza para el Palacio de Bellas Artes, en 1935.

"Se trata de un mural admirable porque en él, Diego Rivera planteó la utilización de la fuerza atómica para la paz o para la guerra, ese es el cruce de los dos caminos que el artista simboliza en la obra", estimó la hija del extinto artista.

Rivera agregó que el mural expresa la preocupación del muralista de ocupar "la ciencia para el beneficio de la humanidad o para ser utilizada en la guerra y causar la destrucción, que tiene una significación enorme, sobre todo, en estos momentos que tenemos tantos motivos de guerra en el mundo".

Recordó que actualmente se lleva a cabo en todo el país un homenaje nacional que lo recuerda a 50 años de su muerte y por cuyo motivo, el Palacio de Bellas Artes ha montado la exposición "Diego Rivera: epopeya mural" que reúne la más grande colección sobre la obra muralística del artista jamás reunida.

omo parte de esta celebración, agregó, en los próximos días será inaugurada una muestra que dará cuenta de los primeros inicios del artista, siendo incluso aún niño.

"Rivera empezó a dibujar en cuanto tuvo un lápiz en la mano, a eso de los dos años de edad y ya, en su casa, pintaba en todos los sitios que podía encontrar", expresó.

También dijo que será abierta otra muestra en el Museo Nacional de Arte que mostrará las facetas del artista como ilustrador, junto con las colecciones de arte popular que el muralista llegó a reunir en vida, es decir, figuras prehispánicas, cerámica y otras disciplinas.

Asimismo, próximamente aparecerá una moneda de plata conmemorativa fundida en el Banco de México.

A nombre del director de la Lotería Nacional, José Francisco Yáñez Herrera, y de la gerente de sorteos, Laura Lutzaw, la emisión del billete representa "un gran orgullo para conmemorar a uno de los grandes artistas, que sigue vivo para nosotros como mexicanos y en todo el mundo, esto no es más que un reconocimiento a un gran artista".

El billete, dijo Rivera Marín, es el primero que la Lotería Nacional emite sobre el muralista y que el premio mayor garantizado al ganador es de cuatro millones de pesos en caso de contar con la serie completa; pero que con sólo un "cachito" de diez pesos, el participante puede obtener un premio de 200 mil.

Nacido el 8 de diciembre de 1886, Diego Rivera vio la luz primera en Guanajuato, de donde salió con su familia rumbo a la Ciudad de México.

Ahí ingresó a la Academia de Bellas Artes o de San Carlos teniendo como compañeros a Saturnino Herrán, Roberto Montenegro y Adolfo Best Maugard, entre otros.

Posteriormente, el artista sería uno de los precursores del movimiento muralístico mexicano de la primera mitad del siglo XX.