Redacción
Luego de dos años sin aparecer en la postemporada, Green Bay quiere que en lo que parece ser el último año de Brett Favre lo puedan hacer. Cerraron el 2006 con cuatro victorias en forma consecutiva para terminar con marca de 8-8, lo que motivó al veterano quarterback para jugar una temporada más en la NFL.
A pesar de que el equipo tenía suficiente espacio en el tope salarial no hicieron grandes contrataciones y dejaron el departamento de corredores muy desprotegido tras la salida de Ahman Green. El ataque terrestre, que finalizó el año pasado en el lugar 23 de la liga, estará a cargo de Vernand Morency, apoyado por Noah Herron y Brandon Jackson, quien fue elegido en la segunda ronda del Draft de este año.

La defensiva fue la 12 de la NFL la campaña pasada y con la llegada del tackle Justin Harrell, proveniente de la Universidad de Tennessee, deben mejorar, además los 11 titulares del 2006 estarán de vuelta. La mayor debilidad de esta unidad es el profundo fuerte donde Marquand Manuel podría peder su puesto si tiene un mal inicio de temporada.

Sin muchos refuerzos y con algunas dudas a la ofensiva, los ìCabeza de Quesoî tratarán de terminar la era de Brett Favre con una ?ltima participaciUn del ìGeneralî en la postemporada.

Va por Marino

En su año número 17 consecutivo, Brett Favre seguirá llevando las riendas del equipo en un último intento por llegar a playoffs y arrebatar a Dan Marino tres de sus rEcords que tiene a tiro: pases de Touchdowns (le faltan 6), yardas de pase (3861) y pases intentados (135).

¿Será esta su última temporada como profesional? Todo parece indicar que sí. Aunque al bueno de Brett aún le queda gasolina en el depósito, debe dejar crecer al equipo.

El juego de pase de los Empacadores funcionó bien el año pasado (número 8 de la liga en yardas de pase), intentando proteger a Favre de las intercepciones y de los sacks, centrando el playcalling en más pases cortos y rápidos.

La opción de futuro sigue siendo Aaron Rodgers, que apenas ha lanzado 30 pases en dos años, aprendiendo los fundamentos de su posición a la sombra de un grande. Existen muchas dudas sobre él, pero no se resolverán hasta que lo veamos jugar.