El ordenamiento indica que 95 por ciento de los antibióticos deberán sujetarse a las nuevas reglas a partir del 23 de agosto. Foto: La Jornada
La Jornada
Córdova Villalobos insiste en que la decisión busca evitar que se genere resistencia de bacterias o virus.
México, DF. A partir del 23 de agosto, se venderán antibióticos exclusivamente con la presentación de la receta médica, la cual se podrá resurtir tantas veces como lo haya indicado el médico y al final del tratamiento, el documento deberá ser retenido por la farmacia. Así lo determina el acuerdo de la Secretaría de Salud (Ssa) publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación.

El secretario José Angel Córdova Villalobos dijo que esta medida se extenderá al resto de las medicinas en los próximos dos años, con la finalidad de cumplir con lo establecido en el Reglamento de Insumos para la Salud. El funcionario explicó -en entrevista- que se atendieron las solicitudes de farmacéuticos para simplificar el procedimiento de registro y acopio de las recetas médicas.

Resaltó la necesidad de contar con un control en la venta de antibióticos por el impacto que tiene la dispensación indiscriminada en la generación de resistencia bacteriana o en el encubrimiento de padecimientos que pueden ser muy graves. Ese fue el caso de la influenza A/H1N1 que causó la muerte de algunas personas porque antes de acudir a los servicios de salud tomaron antibióticos, con lo que sólo se medio mejoraron, después recayeron de una manera grave y ya no fue posible rescatarlos.

Combaten la autoprescripción

La autoprescripción es un problema que ha sido señalado por los especialistas desde hace varios años, principalmente por la cada vez más frecuente resistencia bacteriana. El acuerdo secretarial menciona el caso del streptococcus pneumoniae -causante de infecciones graves como neumonía y meningitis-, el cual ya no responde a la penicilina en 55 por ciento de los casos. Con este indicador México está por arriba de países como Argentina y Brasil.

Además, dice el texto, muchos gérmenes intrahospitalarios son multirresistentes a antibióticos, con lo que se pone en peligro la vida de pacientes internados que ingresan por cualquier causa y son infectados con tales bacterias.

El tema adquirió relevancia durante la emergencia por la influenza A/H1N1 -en particular y el pasado mes de octubre-, y el secretario Córdova anunció que se tomarían medidas para evitar la automedicación con antibióticos. Ayer, luego de varios meses de diálogo con la industria farmacéutica, distribuidores y farmacias, se publicó el acuerdo secretarial que entrará en vigor dentro de 90 días a fin de asegurar que su aplicación sea plena, pues se requiere adaptación, educación y capacitación, explicó el funcionario.

El acuerdo resalta que entre 70 y 80 por ciento de las recomendaciones de los empleados de farmacias a los clientes que acuden con infecciones respiratorias y diarreicas agudas, incluyen antibióticos prescritos en forma inadecuada en tipo, dosis, tiempo y sin tomar en cuenta la naturaleza del padecimiento.

Córdova Villalobos explicó que 95 por ciento de estos medicamentos disponibles en los sectores público y privado deberán sujetarse a las nuevas reglas, las cuales tienen dos componentes: la elaboración de la receta y su surtimiento en farmacias.

El médico deberá elaborar la prescripción con el nombre genérico del producto y si lo desea podrá indicar el nombre comercial. En el caso de medicamentos protegidos por patente no será exigible la inclusión del nombre de la sustancia activa.

Al momento de la venta o surtimiento de la receta, el personal de la farmacia deberá llevar un registro con la fecha de adquisición del antibiótico, la fecha de venta, dispensación o desechamiento del producto, la marca y/o el nombre genérico, la presentación, la cantidad adquirida, vendida, dispensada o desechada.

El empleado de la farmacia también tendrá que anotar el nombre del médico tratante, número de cédula profesional y domicilio, siempre que la receta no sea retenida. Esto porque el documento podrá resurtirse tantas veces como lo haya indicado el galeno.

Alerta sanitaria por sarampión

El secretario de Salud informó sobre la alerta sanitaria en los estados de Sonora y Tlaxcala a causa de un caso de sarampión en una joven, integrante de un grupo musical que hizo algunas presentaciones en dichas entidades.

Hace unos días, la Organización Mundial de la Salud advirtió sobre el resurgimiento de la enfermedad. En el caso de México, Córdova recordó que desde 1991 no existen casos autóctonos, pero ante el aviso del organismo internacional se reforzarán los programas de vacunación, principalmente en las entidades que pudieran presentar algún rezago.