Notimex
Una corte estatal de Corpus Christi, Texas, sentenció hoy a un hombre a tres años de prisión y a una multa de cinco mil dólares por organizar peleas entre personas de capacidades diferentes
Jesse Salazar, de 25 años, había sido declarado culpable el jueves de un cargo de lesionar a los residentes durante peleas orquestadas junto con otros empleados de una escuela estatal en la instalación para albergar a personas deshabilitadas en su desarrollo.

Salazar es el primero de seis empleados de la Escuela Estatal de Corpus Christi en ser acusado en lo que la policía describió como un `club de peleas`.

De acuerdo con las autoridades, durante más de un año, empleados del turno nocturno en uno de los dormitorios, instigaron peleas con órdenes directas y con engaños orientados a provocar a los residentes a enfrentarse uno con otro.

Unos 20 videos de las peleas fueron descubiertos en marzo pasado, cuando se encontró un teléfono celular que contenía las imágenes y este fue entregado a la policía.

Uno de los videos muestra a un residente corriendo alrededor de un cuarto gritando, mientras otro residente trata de golpearlo. Salazar es visto filmando la pelea con su teléfono celular.

En otro video, Salazar aparece diciéndole a un residente de la escuela que empuje a otro, más grande que él, para instigar una pelea.