El Universal
Luego de 11 horas de negociación, diputados federales electos del PRD alcanzaron un pacto de unidad para designar a Alejandro Encinas como su próximo coordinador en la 61 Legislatura
Luego de 11 horas de negociación, los diputados federales electos del PRD alcanzaron un pacto de unidad para designar a Alejandro Encinas como su próximo coordinador en la 61 Legislatura.

Las distintas corrientes consideraron a Encinas como la única vía para garantizar la cohesión y la reestructuración del partido.

La vicecoordinación de la fracción sería ocupada por Guadalupe Acosta, integrante de Nueva Izquierda, antagonista de Izquierda Unida, que apoya a Encinas.

Las corrientes que siguen al ex jefe de gobierno del Distrito Federal amenazaron con dejar el partido y fracturar la bancada, una de las más pequeñas en la historia del perredismo; sin embargo, fueron los gobernadores, principalmente Marcelo Ebrard, los que presionaron para la elección de Encinas, argumentando que en los próximos tres años la negociación presupuestal será prioritaria.

Nueva Izquierda cedió sus aspiraciones y a cambio aseguraron cargos secundarios que les garantizarán no sólo la viabilidad política, sino también administrativa, legislativa y de logística.

En la Mesa Directiva de la Cámara habría una cuota para Jesús Zambrano; el Comité de Administración -que tiene en sus manos la viabilidad y flujo de más de 5 mil millones de pesos- será para Uriel López de Michoacán; así como las presidencias de cuatro de seis comisiones que según cálculos internos se les asignarán.

Para quienes respaldan a Encinas quedan algunas carteras de la mesa directiva de la bancada, además de la presidencia de una comisión que tendrán que compartir las corrientes que lo apoyaron.

Durante las negociaciones Nueva Izquierda expresó su temor de que Encinas cerrara el diálogo con el gobierno federal; al respecto, el coordinador designado garantizó que mantendrá comunicación con todos los actores políticos.