Foto: Archivo Vanguardia
La Jornada
El dispositivo detectará cualquier malformación en el seno
Ciudad de México. En las próximas dos semanas estará disponible en México un guante para autoexploración mamaria. Es un dispositivo médico que triplica la sensibilidad del tacto para detectar anormalidades que pudieran ser indicativas de cáncer de mama.

El producto será distribuido en farmacias privadas, luego de más de un año de trámites para lograr su importación, informó Antonio Pascual Feria, presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex).

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó el registro sanitario del producto en 2011, una vez que demostró su efectividad para aumentar la posibilidad de identificar alguna anomalía en los senos, explicó Julio Sánchez, comisionado de Fomento Sanitario.

Destacó que el dispositivo contribuye con la estrategia nacional de fomentar la prevención y detección temprana de enfermedades, sobre todo de tumores malignos como el de mama, cuyo origen se desconoce, pero hoy es la principal causa de muerte por cáncer entre mujeres. Recordó que 18 por ciento de los casos se reportan de 40 a 49 años de edad y 77 por ciento entre mayores de 50 años.

La colaboración con las farmacias abona en esta tarea de fomentar la prevención, y en particular la autoexploración mamaria, apuntó.

Pascual Feria resaltó que la detección oportuna de la neoplasia contribuiría a reducir la mortalidad, situación difícil en la actualidad, porque 70 por ciento de las afectadas son diagnosticadas tardíamente.

El guante Sensifemme tendrá un costo de 500 pesos y su composición detecta cualquier formación desconocida en el seno a partir del tamaño de la cabeza de un alfiler o un grano de azúcar.