<span></span>La Jornada
Culiacán Sinaloa.- Esta capital vive una guerra entre familias de una misma organización. Culiacán y Navolato son los referentes.
"La Federación" se desgaja y los Beltrán Leyva sumados a los Carrillo Fuentes disputan a Ismael "El Mayo" Zambada y Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera la hegemonía en esta plaza, afirman funcionarios federales y locales.

Coinciden en que esta guerra se inició a partir del desdén que "El Mayo" y "El Chapo" hicieron a Marcos y Carlos Arturo Beltrán Leyva, "El Barbas", quien les exigió apoyar su pretensión de rescatar a su hermano Alfredo del penal de máxima seguridad de "Occidente", antes Puente Grande.

En los bajos mundos, refieren los funcionarios entrevistados, se han difundido dos versiones del por qué de la guerra entre familias que son una misma, sin embargo ambos coinciden en que "El Chapo" y "El Mayo", traicionaron a "El Barbas", este último ahora sumado a los sucesores de "El Señor de los Cielos", Amado Carrillo Fuentes, buscan venganza por la captura de Alfredo Beltrán Leyva en enero pasado y por la muerte de "El Niño de Oro", Rodolfo Carrillo, el 11 de septiembre de 2004, en Culiacán.

La primera es que ante el aumento de territorios que han tenido los hermanos Beltrán Leyva, los llamados líderes del cártel de Sinaloa aportaron la información necesaria para que miembros de las fuerzas especiales del Ejército lo detuvieran el 21 de enero de este año en la colonia Burócrata, en Culiacán.

La otra versión, refiere que días después de la captura de Alfredo Beltrán Leyva, "El Mochomo", Arturo, "El Barbas", armó un grupo de 300 hombres listos para tomar por asalto el penal de máxima seguridad de "Occidente" (antes Puente Grande), en Jalisco, para rescatar a su hermano.

Según las versiones obtenidas, Arturo Beltrán Leyva buscó el apoyo de "El Mayo" y "El Chapo", y ambos le pidieron que esperara, pero al pasar las semanas, "El Barbas" les exigió y supuestamente habría obtenido como única respuesta que su hermano tenía que ser sacrificado.

Los "Tres Caballeros" - así conocen a los hermanos Beltrán Leyva en Sinaloa y especialmente en Culiacán-, controlaban el tráfico de droga para la organización que hasta hace poco el Gobierno Federal definía como "La Federación". Así, eran parte del grupo de "El Mayo" Zambada y Juan José Esparragoza Moreno "El Azul" que abandonaron a Los Carrillo Fuentes (Juárez), Los Valencia (Michoacán) y del grupo de "El Chapo" Guzmán.

Sin embargo, el cisma generado por la captura de "El Mochomo", no sólo puso fin a relaciones comerciales en la organización, también provocó, a decir de los funcionarios entrevistados, que en los últimos días los familiares más cercanos de Ismael "El Mayo" Zambada abandonaran Culiacán, inclusive dejando sus negocios sin administradores.