México, D.F. .- El piloto Mario Domínguez aseguró hoy que correr este año las 500 millas de Indianápolis será cumplir su sueño de niño y lo hará con un gran orgullo, luego de ser nombrado embajador del deporte y el turismo de Ciudad de México.
"Estoy contento con este proyecto, correr las 500 millas de Indianápolis ha sido mi sueño de niño; ahora no soy un piloto sólo porque representó a la Ciudad de México y espero hacer mucho para atraer turismo a la capital", señaló.

A unos 100 metros del Angel de la Independencia, símbolo de Ciudad de México, Domínguez recibió el nombramiento de embajador por parte de las autoridades del gobierno capitalino, entre ellas la ex campeona mundial de atletismo Ana Guevara, actual Coordinadora de Deporte y Cultura del ayuntamiento.

"La Ciudad de México no tiene que pedirle nada a ninguna del mundo en el tema del turismo porque cuenta con muchos atractivos", dijo Guevara, quien se retiró de las pistas a inicios de este año.

Vestido de traje, Mario Domínguez habló de su meta de luchar por el título de novato este año en Indianápolis y aunque aceptó tener mucha experiencia luego de seis temporadas en la Champ Car, reconoció que el nuevo reto es algo distinto.

"Llegar a Indianápolis es algo muy diferente; es la carrera más importante del mundo, que se televisa en alrededor de 200 países, y estoy muy motivado para salir adelante", insistió.

En la Champ Car, Domínguez obtuvo 11 podios y se colocó como uno de los mejores pilotos del país.

Como parte de su nueva responsabilidad, el piloto competirá con los colores de la capital mexicana y con la leyenda 'Visit Mexico City'.

"Ahora no corro para una empresa ni un equipo, llevo a toda una ciudad conmigo", dijo Domínguez.