El Universal
El color violeta de su exterior los hace atractivos a la vista y contrasta con el verde de sus hojas. Aunque hay algunos que son dulces, la mayoría tienen sabor ácido.
Esta gama de vegetales que van del azul al negro, pasando por el violeta, otorga al cuerpo dosis importantes de fitoquímicos y antioxidantes que ayudan a combatir el envejecimiento, mantienen la salud del tracto urinario, preservan la memoria y disminuyen el riesgo de algunos tipos de cáncer.

Ésta es la última entrega de Nutrición a todo color, una serie de notas en apoyo a la campaña Cinco al Día, la cual promueve el consumo de al menos cinco raciones de frutas y hortalizas en la dieta diaria. En esta ocasión presentamos a los vegetales azules, morados y negros.

UVA
La naturaleza también produce alimentos light y la uva es uno de ellos. Contienen sólo 77 calorías por cada 100 gramos. Son digestivas y laxantes. La mala noticia es que su contenido en nutrientes también es ligero, ya que sólo destacan por sus aportes de potasio.

Tomar dos vasos de jugo de uva al día ha demostrado reducir la tendencia hasta en 60 por ciento de que se formen coágulos peligrosos que pueden ocasionar infartos y embolias. Consumir esta fruta con cáscara (y hasta con semillas) proporciona fibra al organismo, sólo que en exceso puede provocar estreñimiento.

CEBOLLA MORADA
Es un antioxidante potente y bloquea la producción de carcinógenos. Estimula la producción de glóbulos blancos protectores. Posee un potente efecto antiinflamatorio y antidiabético. MORA AZUL
Se distingue por contener vitaminas C y E, por su alta concentración de potasio y porque es antioxidante. Disminuye la formación de placas de colesterol y ayuda a mantener controlada la presión arterial. Aumenta el calibre de los vasos sanguíneos e impide la formación de coágulos peligrosos. Protege el ADN de los carcinógenos e inhibe la reproducción de células cancerosas.

ZARZAMORA
Sus sustancias protectoras son las vitaminas C y E y el potasio. Consumir zarzamoras mejora la cicatrización, bloquea las mutaciones celulares, estabiliza el colágeno corporal y ayuda a regenerar la piel. Con el paso del tiempo, el cutis pierde firmeza y se daña, más aún si se expone al sol sin protección y si se consume tabaco. Comer zarzamoras puede retrasar ese proceso. Una taza de estas frutillas crudas equivale a una ración. Si le interesa la fibra dietética, una ración de zarzamoras le proporciona más que la misma cantidad de los cereales hechos con salvado de trigo. HIGO
Es la fruta que aporta mayor cantidad de fibra, lo que produce sensación de saciedad y favorece el tránsito intestinal. Consumidos en ayunas tienen un efecto laxante suave. El higo es un alimento muy energético porque es rico en carbohidratos simples, aunque cuando están frescos no tienen exceso de calorías. Son una de las pocas fuentes no marinas de yodo, al tiempo que contienen poca fibra dietética, algo de vitamina B y otro tanto de potasio.

BETABEL
Es tónico, reconstituyente y desintoxicante. Contiene un poco de ácido fólico y vitamina C. Un vaso diario de jugo de betabel es muy útil como tratamiento para males hepáticos y renales. Combinado con zanahoria y apio resulta una bebida energética. Se dice que el jugo de betabel también es eficaz contra los trastornos y molestias de la menopausia. Una taza de betabel cocido y picado proporciona la cantidad exacta de selenio que necesitamos diariamente, y de paso, aporta un poco de potasio (el equivalente a medio plátano tabasco). Un inconveniente es que su riqueza en azúcar lo hace inaceptable para los diabéticos. COL

MORADA
En medicina tradicional se usa como antiulcerígena. Una ración cubre 100 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Contiene ácido fólico, potasio y betacaroteno. También protege contra las cataratas y la degeneración macular.

BERENJENA
Es antioxidante y protector específico del ADN celular frente a los carcinógenos químicos; ayuda a eliminar del organismo sustancias químicas perjudiciales. Estimula la producción de glóbulos blancos protectores. Tiene propiedades diuréticas y laxantes, así como estimulantes del hígado y páncreas.

CIRUELA NEGRA
Recomendable para el estreñimiento porque tiene un efecto laxante suave gracias a la combinación en su composición de fibra soluble e insoluble.