Foto: Archivo
Infobae.com
Guillermo Fariñas contrajo una infección intrahospitalaria y debieron sacarle el catéter por donde lo alimentaban
En huelga de hambre y sed desde el 24 de febrero, el estado de salud del disidente cubano Guillermo Fariñas empeoró en las últimas horas por una nueva infección causa de un estafilococo, dijeron hoy fuentes familiares y médicas.

A raíz de la noticia, se consultó al doctor Sebastián Sevilla, del Servicio de Clínica del Hospital Universitario Austral para saber cuánto tiempo una persona puede vivir en esas condiciones.

"De suero pueden pasarse cantidades para mantener hidratado a un paciente bastante tiempo", explicó el especialista, quien detalló: "Hay uno (suero) que tiene dextrosa, que es una azúcar que aporta un mínimo valor calórico. Lo que hace es frenar un poco la desnutrición, pero si alguien está varios meses así se va a desnutrir" .

Acerca de la infección que contrajo Fariñas y que obligó a los médicos que lo tratan a quitarle el catéter por el que se le suministraba alimentación parenteral, Sevilla manifestó que "los catéteres de nutrición tienen como principal complicación que se pueden infectar".

Esto es porque la piel no es estéril y en ella se pueden colonizar gérmenes y bacterias, que están en el ambiente y en la misma piel. "Por ese catéter pasan alimentos que van directo a la vena (hidratos de carbonos, grasas y aminoácidos en estado líquido) que también alimentan a los gérmenes", dijo el profesional, quien remarcó que los médicos tratan de mantenerlo lo más estéril que se pueda, pero cuanto más tiempo se tenga, más riesgo de infección hay.

"Hay gente que por algún problema de salud no puede comer y viven con este tipo de nutrición toda la vida; hay que ser muy cuidadoso con los catéter, cambiarlos de lugar", remarcó Sevilla.

Sumado al contratiempo que ocasiona la infección del catéter "si el paciente ya estaba desnutrido y débil una infección lo pone en riesgo de vida". "Si no pueden alimentarlo por otra vía complica el pronóstico", aseguró.

El normal tratamiento de este tipo de complicaciones -explicó-amerita sacar el catéter, suministrar al paciente unos días de tratamiento antibiótico y poner un catéter nuevo si responde bien.

El especialista destacó que "el antibiótico ayuda al sistema inmune, pero si las defensas son muy malas el antibiótico solo no cura de una infección".

Guillermo Fariñas, periodista independiente y psicólogo de 48 años, comenzó su huelga hace cuatro meses tras la muerte del preso Orlando Zapata para pedir al gobierno de Raúl Castro la liberación de 26 opositores presos enfermos.

Está internado desde el 11 de marzo en una sala de terapia de un hospital en la ciudad central de Santa Clara, situada a 270 kilómetros al este de La Habana.