Notimex
México.- El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Miguel Marón Manzur, solicitó al gobierno defender las cuotas compensatorias a las importaciones de China, a fin de evitar poner en riesgo cadenas como la de fibra-textil-vestido, de la cual dependen 500 mil empleos.
En la presentación del Monitor de la Manufactura Mexicana, su coordinador, Enrique Dussel Peters, destacó la capacidad exportadora de China y advirtió que de cancelarse las cuotas los sectores más afectados serían los de manufacturas ligeras como juguetes, cerillos, plásticos, calzado y textiles.

"Los efectos pueden ser muy diversos. En algunos casos China hoy en día está en capacidad de aumentar prácticamente en 200 veces las exportaciones bajo cuotas compensatorias; esto sería un escenario absolutamente amarillista, pero esa es su capacidad exportadora hoy en día", manifestó.

En cuanto a los efectos de la desaceleración de la economía de Estados Unidos en las manufacturas mexicanas, Dussel Peters expuso que ese país representa 77 por ciento de las exportaciones de este sector, aunque, previó, en el mediano plazo podría bajar aún más, para estar en niveles de 70 por ciento.

No obstante, consideró positivo que el mercado de Estados Unidos ya no represente 90 por ciento de las exportaciones manufactureras, porque eso significa que hay una diversificación principalmente hacia Canadá, América Latina y la Unión Europea.

Marón Manzur dijo que ante la desaceleración de la economía estadunidense se requiere impulsar al mercado nacional, por lo que llamó al gobierno federal a utilizar la recaudación fiscal para proyectos de inversión que incrementen la competitividad nacional.

Propuso que al menos 35 por ciento de las compras de gobierno se realicen con micro, pequeñas y medianas empresas. Actualmente es de 10 a 12 por ciento.

Al abundar sobre las cuotas arancelarias que serán revisadas el 12 de diciembre próximo, Dussel Peters planteó dos escenarios, de los cuales el primero es mantener los aranceles y prepararse a las impugnaciones de China ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El segundo, "que pareciera sería favorecida por la Secretaría de Economía, que es la eliminación de las cuotas con efectos relevantes en la economía", abundó.

Pero propuso una tercera vía: negociar bilateralmente con China el mantener "una serie de subpartidas, según las necesidades del sector productivo mexicano".
Sigue
En riesgo manufacturas ... dos y última ... mexicano"

Dussel Peters detalló que del total de lo que China exporta a México, sólo 3.7 por ciento -poco más de 900 millones de dólares- son exportaciones chinas bajo las subpartidas, de las cuales ese país paga una cuota compensatoria.

"Si uno toma el universo total de las cuotas compensatorias a las cuales México impone ese arancel, sólo 6.7 por ciento proviene de China; es decir 94 por ciento de las importaciones bajo estos rubros provienen de terceros países, lo que puede implicar la posibilidad de triangulaciones; y la mitad de estas subpartidas provienen de Estados Unidos", abundó.

Agregó que las importaciones de China crecen "en forma muy sustancial" dado el "enorme potencial de exportación de estas subpartidas, es decir de productos bajo cuotas compensatorias".

Estamos hablando de 160 mil millones de dólares que China realizó en 2006 y de esas exportaciones totales, 0.6 por ciento lo realiza a México", concluyó.