Aracely Chantaka
Monterrey, NL.- Un espectáculo atractivo a cargo de un grupo de bailarines hábiles y vigorosos que mostraron lo mejor del folclor de su país fue lo que ofreció el Ensamble Folclórico Forrás.
Los húngaros se presentaron en la Plaza 400 en el marco del Fórum Universal de las Culturas y resultaron el deleite de las casi 6 mil personas que acudieron a su actuación.

Los 25 bailarines cautivaron con cada uno de sus movimientos que estuvieron marcados por el vigor y la contundencia.

Ellos salieron a escena vistiendo pantalón y chaleco negro con camisa blanca; las mujeres se encargaron de darle color a la noche con sus amplios vestidos.

Cuatro músicos: dos violinistas, un clarinete y un contrabajo acompañaron a estos artistas en escena. Los bailarines demostraron su excelente condición física en cada una de sus intervenciones.

La sacaron el polvo a la duela que resonó al zapateo de estos bailarines que admiraron con agilidad para ponerse en cuclillas y luego levantarse velozmente mientras hacían resonar sus botas.

Las damas además iban ataviadas con mallas blancas, largas trenzas, zapatos rojos y el cabello cubierto con una cofia; ellas se encargan de ponerle el tono femenino y coqueto a estos bailes que requieren mucho vigor y una excelente condición física.

El espectáculo tiene duración de una hora a lo largo de la cual grandes y pequeños se mostraron más que entretenidos con la destreza de este ensamble.

Los artistas ofrecen un espectáculo redondo porque Forrás lo mismo incluye danza, que músico en vivo y cantos.

El primer número de la noche fue una Sarda, que es un baile que se realiza en pareja, pero que tiene como peculiaridad que va aumentando en velocidad y vigor.

En estos bailes húngaros el hombre es siempre quien lleva la batuta y la mujer únicamente se encarga de seguirlo.

Admirar el arte de Forrás es echar un vistazo a la cultura y el folclor de Hungría.