Shanghai, China.- Más de mil tiendas, restaurantes y locales de Shanghai, el principal enclave financiero y comercial de China, han comenzado a utilizar un nuevo sistema de pago que sustituye a la tarjeta de crédito por las huellas dactilares de los clientes, informa hoy el diario "Shanghai Daily".
El sistema se ha puesto en marcha por el momento para los clientes del Banco Agrícola de China del distrito shanghainés de Changning, que para poder usarlo deben solicitar ese servicio y permitir la digitalización de sus huellas dactilares.

Cuando un cliente coloca su dedo sobre una terminal de pago táctil, el sistema lo identifica a través de su huella y accede a su cuenta bancaria para cobrar la factura correspondiente.

Sin embargo, la lectura de las huellas no funciona cuando los dedos están mojados.

Este novedoso sistema de pago se ha implantado sobre todo en tiendas de comestibles y productos de uso diario que abren las 24 horas del día, frecuentes en el centro de las grandes ciudades del país, aunque no se han publicado planes sobre su posible expansión por la ciudad o el país si la idea tiene buena aceptación.

La empresa que lo gestiona, Live By Touch Holdings, asegura que el pago a través de las huellas dactilares es un sistema más "seguro" que el de las tarjetas bancarias, ya que es prácticamente imposible imitar las huellas, que además evitan posibles fraudes con dinero o tarjetas falsas.