Universal
Señala el hermano de Juan Manuel Meza Campos que era padre de cuatro hijos, que tuvo en sus tres matrimonios y que la imagen que le queda de él es la de un hombre amistoso, noble y amiguero
Sin más presencia que la de su hermano Jesús Alberto Meza Campos y de más de treinta reporteros y camarógrafos de diferentes medios de comunicación, fueron enterrados esta tarde los restos de Juan Manuel Meza Campos, alias El Pipen, en el lote A-13 del panteón civil de San Lorenzo Tezonco, en Iztapalapa.

A las 16:20 el ataúd fue sepultado donde descansarán por lo menos 7 años los restos de El Pipen, quien murió víctima de la bomba que estalló cuando él la cargaba el 15 de febrero en avenida Chapultepec y que era dirigida para asesinar al Jefe Pegaso de la SSP del DF.

Con lágrimas y la voz entrecortada, Jesús Alberto dio las gracias a los medios de comunicación y oró por el alma de su hermano y dijo: "Ahora descansará con la misericordia de Dios" y pidió por su familia y por todos sus conocidos para que después de esto nunca equivoquen el paso.

Finalmente Jorge Alberto abandonó el panteón a las 16:40 horas luego de decir una oración y manifestó que la última vez que vio a su hermano con vida fue durante el sepelio de su madre hace casi seis años.

Señaló que el El Pipen era padre de cuatro hijos que tuvo en sus tres matrimonios y que la imagen que le queda de él es la de un hombre amistoso, noble y amiguero, capaz de quitarse el alimento de la boca para dárselo a otros.

Manifestó que los demás familiares están unidos y conscientes de haber perdido a Juan Manuel, pero que decidieron no asistir a este sepelio para evitar sufrir las consecuencias de las circunstancias que rodearon la muerte de El Pipen.