Notimex
Panamá.- Panamá entró en un "círculo virtuoso" con el más robusto crecimiento económico de su historia, 11.2 por ciento en 2007, y un saneamiento total de las finanzas públicas, aunque deja pendiente el reto de reducir los niveles de pobreza.
"Estamos en un "ciclo virtuoso" en el sentido de que la actividad macro fiscal y la calidad de las finanzas públicas han fortalecido el clima de negocios con un impacto positivo en el crecimiento económico", dijo a Notimex el ministro de Economía, Héctor Alexander.

En un resultado sin precedentes y más allá de los pronósticos oficiales e independientes, el Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá se expandió 11.2 por ciento el año pasado, según cifras de la Contraloría y el Ministerio de Economía y Finanzas.

En promedio, en los últimos tres años varios sectores han registrado aumentos, entre ellos la construcción (13 por ciento), transporte (14.4 por ciento), la banca (16.9 por ciento) y el turismo (22 por ciento).

Las perspectivas del gobierno son positivas en esos mismos sectores e impulsado por la multimillonaria ampliación del Canal de Panamá, proyecto que se encuentra en marcha desde el año pasado.

"El crecimiento económico vigoroso y sostenido vino a fortalecer la capacidad del gobierno de captar mayores ingresos", comentó Alexander.

El optimismo gubernamental se basa en que por segundo año consecutivo, en 2007 se alcanzó un superávit en las finanzas públicas, de 3.5 por ciento, lo cual contrasta con el déficit de 5.1 por ciento de 2004.

Como resultado del crecimiento, Alexander indicó que el desempleo se redujo de 13 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) en 2004 a 6.4 por ciento en 2007.

Agregó que las reducciones tuvieron lugar en el sector rural y urbano, entre hombres y mujeres jóvenes.

"100 mil familias tienen un empleado más", planteó Alexander, quien admitió que detrás de las cifras, "hay todavía rostros de pobreza".

Las cifras oficiales más recientes (de 2003) establecen que la pobreza alcanza al 37 por ciento de los 3.1 millones de panameños.

Alexander indicó que el gobierno prepara varios estudios para determinar los actuales niveles de pobreza, aunque según sus estimaciones "la profundidad de los niveles de pobreza se está reduciendo, los pobres son menos pobres".

"El reto de nosotros es cómo nos movemos con la mayor rapidez posible para mejorar la condición de muchas personas que requieren de ello", consideró.

Pero contra el optimismo gubernamental, el dirigente del Sindicato Unico de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), Genaro López, dijo a Notimex que según la percepción popular, la pobreza galopa en el país.

"Ese crecimiento sólo llega a unos cuantos, se genera más riqueza pero se concentra en menos manos, sólo en los grupos poderosos del país", señaló López.

Indicó que la población ha sido golpeada por los altos costos de los productos de primera necesidad, con un alza histórica en la inflación de 4.2 por ciento en 2007, en un país que hasta hace apenas cinco años registraba índices menores a 1.0 por ciento.

"La miseria ha aumentado en Panamá, todas las comunidades tienen problemas de agua, de calles, ese crecimiento no llega a la población", mencionó López.