LA JORNADA
En México, la maquila de un disco le cuesta a una disquera, trasnacional o independiente, de 15 a 20 pesos, dependiendo del estuche.
México, D.F. .- El precio se eleva para el público en más de 100 pesos (o hasta 150 o 200) por publicidad, promoción y arte, entre otros, aunque es más caro uno de pop que uno grupero, por ejemplo. Pero si se toma en cuenta que la principal maquiladora de discos grabados en el mundo, Sonopress arvato, tiene una capacidad de maquila de 7 millones de cedés al año, el disco sigue siendo negocio, aunque la piratería ha mermado el margen de ganancia.

Eso sólo respecto del disco con música, pero hay otras áreas de producción, como el ROM y el dvd. Con 25 años en el mercado mexicano, la empresa Sonopress (antes RCA Víctor), cuya casa matriz está en Gütersloh, Alemania (creada en 1958), maquila a las principales disqueras del país, como Sony&BMG, EMI Capitol, Universal, Orfeón y a las independientes, expresó en entrevista la asistente de ventas de la compañía, Mónica Valencia.

Hacia el ámbito internacional

En 1958, Sonopress arvato procesaba discos de vinil, pero en sólo 20 años "pasó a ser un jugador internacional por medio de la adquisición de las plantas de RCA en Estados Unidos, México y Brasil, así como por el establecimiento de una nueva en Hong Kong", se informa en su página de Internet.

"Los años 90 -se añade- se caracterizaron por una notable expansión, tanto en territorio como en productos. Nuestro crecimiento era tal que en 1990 sólo en la planta de Gütersloh, se producían más de 180 millones de discos de audio. En este mismo año se fundó la primera planta de producción de discos compactos de Latinoamérica en la ciudad de México.

"Hacia 1994, en que abrimos nuestra planta en Irlanda -abunda-, Sonopress expandió sus servicios con la producción de cd-ROM para las industrias del software, juegos y editorial. Nuestra calidad y liderazgo quedan manifiestos al recibir la certificación de Replicador Autorizado por Microsoft OEM, que se otorgó en un inicio a Europa y posteriormente a cada una de nuestras plantas". Y mucho más: Sonopress arvato (denominación actual) ofrece todo, desde la masterización y replicación de dvd y cd (ROM, audio, karaoke, card, creative, DualDisc y plus), la impresión, el empaque, el almacenaje y la distribución.

En Sonopress arvato colaboran más de 4 mil personas, distribuidas en 15 puntos estratégicos en el mundo.

Para Mónica Valencia, entrevistada en el contexto de la Conferencia de Música Alternativa, realizada el 7 de septiembre, un enemigo visible es la piratería de discos, "que se está robando todo el mercado y afecta los trabajos establecidos en las empresas, que pagan impuestos".

-¿Cuánto cuesta, en promedio, maquilar un disco?

-Aproximadamente. entre 15 y 20 pesos, dependiendo de cómo sea el estuche. Se tienen que pagar regalías a compositores e intérpretes -esto respecto del porqué se eleva el precio para el consumidor. Y también es el negocio de las disqueras.

-¿Internet?

-Ya se maneja la digitalización y es un mercado que está arrancando la venta de discos compactos, pero Sonopress empieza a incursionar para vender digitalización.

-¿Está lejana la desaparición del disco físico?

-Más que nada seguirá el gusto por tenerlo, porque también es para coleccionar. Se puede bajar una canción de Internet, pero no tiene la misma fidelidad y no se tienen todas las piezas. Hay quienes gustan del estuche. La gran demanda de piratería demuestra que la mayoría de la gente en México aún opta por el disco físico.

No todos los mexicanos tienen computadora. "Más que nada, los discos piratas van dañando los equipos, duran menos -menos tocadas. El disco original tiene calidad y la impresión tiene alta resolución, todo lo contrario de los piratas.

"Somos una empresa trasnacional, con 13 plantas a escala mundial. Sonopress arvato es número uno en México", finalizó Valencia.

Estrategia

Los orígenes de Sonopress se remontan a los años 40, cuando RCA-Víctor Mexicana (filial de una empresa estadunidense) comenzó a fabricar discos de vinil. En 1986, se unió RCA con Ariola para formar parte del grupo Bertelsmann. En 1987 esa corporación decidió separar en dos divisiones la gestión del catálogo musicográfico (artistas, grabación y promoción) de la parte de reproducción y manufactura de medios. Es así como el primero de julio surgió Sonopress en México.

Quizá la innovación más significativa de Sonopress en los años 90 fue la instalación de una planta para producción de discos compactos en México.

Hoy, Sonopress arvato se ha transformado: de ser solamente una fábrica de manufactura de discos a ser una empresa que ofrece servicios integrados para los medios de audio, video y entretenimiento. Apoya a compañías desarrolladoras de software, industria editorial, agencias de publicidad, compañías de entretenimiento y todas aquellas entidades que tengan necesidad de difundir sus contenidos digitales.