Notimex
Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI entregó hoy, durante una misa en la Basílica de San Pedro del Vaticano, el anillo cardenalicio a 23 nuevos purpurados del mundo, entre ellos el arzobispo de Monterrey en México, Francisco Robles Ortega.
La distinción fue otorgada a prelados de 14 países de cuatro continentes, de los cuales cuatro provienen de América Latina: el mexicano Robles Ortega, los argentinos Leonardo Sandri y Estanislao Karlic, y el brasileño Odilo Pedro Scherer.

La celebración eucarística comenzó poco después de las 10:30 horas locales (9:30 GMT), se entonaron las lecturas en inglés y español, el salmo en italiano y las intenciones en francés, árabe, alemán, hindi, polaco, swahili y portugués.

Tras el evangelio, leído en latín, el obispo de Roma entregó a cada uno de los prelados el anillo que, según él mismo dijo, es 'signo de su nueva dignidad, de la solicitud pastoral y de una comunión fuerte con la sede de Pedro'.

Mientras un coro entonaba cánticos gregorianos, uno a uno de los nuevos purpurados pasaron al frente, y el Papa pronunció frente a ellos la fórmula 'recibe este anillo de Pedro y sabed que con el amor del príncipe de los apóstoles se refuerza tu amor hacia la Iglesia'.

En las intenciones, los presentes pidieron por la reconciliación de los pueblos, por las personas que sufren, por quienes se sienten cansados, quienes viven en soledad, por las víctimas de las persecuciones, de la violencia y de la guerra.

Con esta ceremonia culminaron la serie de celebraciones con las cuales quedaron habilitados los nuevos purpurados, con quienes el Colegio Cardenalicio de la Iglesia católica quedó conformado por un total de 201 miembros, 120 de ellos electores menores de 80 años.