José Reyes
El Congreso del Estado aprobará hoy la nueva Ley de Procuración de Justicia, que contiene nuevas figuras como la justicia restaurativa, que daría oportunidad a los delincuentes menores de obtener el perdón del ofendido a cambio de una multa o trabajos en beneficio de la sociedad.
El nuevo articulado también contempla la transición hacia los juicios orales en un periodo de entre 5 y 8 años.

Esto ahorrará tiempo y dinero tanto al acusado y al ofendido como al Estado, al reducir la duración de los procesos.

Según estimaciones de la PGJE, de 3 mil 200 procesos en los juzgados que hubo en 2006, 2 mil 600 pudieron haberse resuelto por el método restaurativo, es decir, cerca de un 80 por ciento.

Algunos delitos que podrían perdonarse por parte del ofendido son lesiones levísimas, dolosas o culposas, robo simple, daño culposo, cohecho (siempre y cuando no participe un servidor público), amenazas e injurias, incumplimiento de obligaciones familiares y manejar ebrio.

Sin embargo, antes de ser aprobada la propuesta ya está generando polémica, pues ayer el Foro de Abogados, por conducto de su presidente Francisco Javier Robledo Méndez, solicitó que se aplace 60 días la discusión de la propuesta en el Pleno.

Robledo Méndez precisó que la intención es que las modificaciones sean conocidas por la comunidad en general, así como abogados, especialistas, académicos, iniciativa privada y ONGs.