En el filme de casi tres horas se recalienta el núcleo del planeta y amenaza la supervivencia de la humanidad. Los líderes mundiales se embarcan en una misión para construir un arca en las montañas del centro de China para albergar seres humanos y animales que puedan repoblar el planeta, un argumento que ha resonado gratamente para muchos chinos.
Beijing, China.- Cuando sobrevenga el apocalipsis, China salvará al mundo. O al menos es así como el público chino interpreta la película ``2012``, la más reciente interpretación hollywoodense de una catástrofe universal.

``Es hora de que el mundo nos vea como un aliado dominante``, dijo Liu Xinliang, de 27 años, un programador de computadoras que vio dos veces la cinta.

La película, primera en audiencia en Estados Unidos, también es la más vista en China, con una recaudación de 17,2 millones de dólares desde que se estrenó el 13 de noviembre.

En el filme de casi tres horas se recalienta el núcleo del planeta y amenaza la supervivencia de la humanidad. Los líderes mundiales se embarcan en una misión para construir un arca en las montañas del centro de China para albergar seres humanos y animales que puedan repoblar el planeta, un argumento que ha resonado gratamente para muchos chinos.

Al igual que otros en un teatro pequinés esta semana, Liu se enorgulleció cuando vio en pantalla a soldados chinos escoltando a ciudadanos prominentes al arca.

Muchos ciudadanos chinos en blogs populares también han destacado otras escenas que se supone transmiten mensajes prochinos: oficiales militares chinos saludando a refugiados estadounidenses que entran en China; China como una de las primeras naciones que acceden a abrir las puertas del arca para admitir más refugiados, y un oficial militar estadounidense diciendo que solamente los chinos podían construir un arca de tal magnitud tan rápidamente.

``Realmente me sentí orgulloso de ser chino cuando veía a nuestros oficiales (militares) rescatando a civiles en apuros``, comentó Zhang Ying, de 26 años, ejecutiva de publicidad en Beijing.

``La película, junto a la visita de (presidente estadounidense Barack) Obama esta semana, me hizo darme cuenta de que China se ha convertido en un país respetado en el escenario mundial``.

En un teatro en el centro de la capital, una multitud aguardaban en fila para comprar sus entradas.

``Se han agotado las entradas todas las noches. Todos quieren ver cómo China salva al mundo``, dijo un vendedor en una taquilla riéndose.

También ha obtenido gran público en Indonesia, pero la respuesta ha sido menos positiva en algunos sectores del país musulmán más poblado porque pronostica el fin del mundo.