México.- El grupo guerrillero mexicano Ejército Popular Revolucionario (EPR), que en los últimos dos meses ha hecho explotar ocho artefactos explosivos en ductos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), aseguró que los terroristas se pueden encontrar en el gobierno mexicano.
El EPR (izquierda) respondió así al procurador mexicano, Eduardo Medina, quien momentos antes dijo que se trata de "un grupo relativamente pequeño pero con una actitud violenta", cuyos actos de "terrorismo y sabotaje" no tienen fundamento porque las dos personas que reclama la organización armada no están detenidas por el gobierno.

"Hay quienes condenan y descalifican nuestro accionar de autodefensa colgándonos el epíteto de delincuentes y terroristas, pero callan y guardan silencio ante el terrorismo de Estado y el proceder de la ultraderecha", dijo esa organización en un comunicado difundido en las primeras horas del viernes.

Para el EPR, que hizo su aparición pública en 1996, "los únicos terroristas, los grandes delincuentes no están en el pueblo, en las filas revolucionarias".

"A dichos delincuentes y terroristas búsquenlos en las diferentes estructuras de este gobierno y en los cuerpos policíaco-militares, en el grupo de oligarcas que lucran con el país y que pugnan por la instauración de un Estado policíaco-militar, con esos fines impusieron a Calderón en un proceso electoral fraudulento", agregó.

"Las acciones quirúrgicas en ductos de Pemex son una variante de acciones político-militares de autodefensa", sostuvo.

El EPR se atribuyó el martes la autoría de cuatro explosiones en ductos de Pemex, registradas el lunes en los estados de Veracruz (este) y Tlaxcala (centro), y las justificó por la presunta desaparición de dos de sus compañeros, a quienes identificaron como Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

El 10 de julio el EPR reivindicó otros cuatro atentados perpetrados contra gasoductos de Pemex, uno registrado ese día y los otros tres el 5 de julio.

"Es posible que estas personas hayan sido retenidas por elementos de organizaciones similares o paralelas, o dentro de la misma, y sobre esa base, en cualquier caso, sea cual fuere la realidad de los hechos, también hay una averiguación en la PGR (Procuraduría General de la República)", dijo el procurador mexicano.

La guerrilla del EPR mantiene células en la sierra de Guerrero y en Oaxaca, además de algunos municipios del estado de Chiapas, en donde también opera el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.