NOTIMEX
Mérida, Yucatán.- Finalista en la terna para conocer al nuevo director técnico de la selección mexicana de futbol, el sueco Sven-Goran Eriksson es un antiguo conocedor del once mexicano, contra lo que propios y extraños pudieran creer.
El europeo, a quien se señala por no pocos sectores como el sustituto formal de Hugo Sánchez al frente del denominado "Tri" ha mantenido un antiguo "monitoreo" del futbol mexicano del que si bien no es su máximo conocedor, tampoco es un "analfabeta" en la materia.

En 2002, durante su participación como director técnico de la selección inglesa en el Mundial de ese año, Eriksson se refirió en magníficos términos al equipo mexicano que calificó como primer lugar de su grupo en la primera fase de ese torneo y que era dirigido por Javier Aguirre.

De hecho, lo felicitó por su desempeño en esa primera fase en la que batió 1-0 a Croacia, 2-1 a Ecuador y empató 1-1 con Italia para avanzar invicto a los octavos de final.

En entrevista concedida a esta agencia informativa el viernes 14 de enero de 2002 en el estadio "Big Swan" de Niigata, Japón, el eventual próximo entrenador del "Tri" afirmó respecto al que en 2008 podría ser su próxima selección:

"Lo único que puedo decirles es felicitaciones, los ví y estuvieron muy bien", comentó mientras salía de las instalaciones de prensa del estadio donde un día después los ingleses golearían 3-0 a Dinamarca.

"El futbol mexicano es muy bueno y sumamente positivo", comentó Eriksson, quien esa tarde hizo una pausa en su encuentro con la prensa internacional para referirse al combinado mexicano.

Sonriente, Eriksson aseguró a Notimex que el juego mexicano y en especial el partido ante Italia (último de la primera fase) lo hicieron disfrutar el hecho de ver un partido de futbol.

Discreto, empero, el entonces técnico de los ingleses se reservó un comentario específico respecto a cualquier jugador mexicano.

"No, no podría hablar de ninguno de ellos en particular, lo que sí puedo decir es que se trata de un gran colectivo de jugadores", dijo mientras respondía preguntas de reporteros en tres diversas lenguas: inglés, italiano y sueco.

Y aunque el que en breve recibiría no sería el mismo colectivo, definitivamente sí representa una herencia de aquel "Tri" que fue eliminado por Estados Unidos en los octavos de final en Jeonju y al que, de llegar a su dirección técnica, podría darle el sello y mística que todo un país espera.

Quizá el hecho de que ahora México cuente con la mejor generación de futbolistas en la selección en su historia, podría ser un factor que atraiga al actual técnico del Manchester City inglés y se decante por la opción mexicana.