<span></span>Édgar González
México.- Personal de la Secretaría de Salud cobró durante una quincena sueldos altos que no le correspondían, debido a errores en la asignación de plazas en el programa de regularización de personas que trabajaban por contrato, confirmó Raymundo Verduzco.
El Secretario de Salud explicó que por errores -no dio nombres de los culpables- no se informó a tiempo de los códigos con que empezarían a cobrar las personas a quienes se les asignó plazas nuevas.

El convenio de asignación de plazas preve que todos deben empezar cobrando "pie de rama", que es el sueldo más bajo del área en la que ingresaron a laborar.

Sin embargo, algunos trabajadores cobraron una quincena sueldos superiores a pie de rama, lo que causó enojo entre la base trabajadora sindicalizada. Verduzco dijo que se dialogó con las secciones 86 y 87 del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud y con las autoridades de la Ciudad de México y acordaron que sólo se debería pagar "pie de rama" a todos los que recibieron nueva plaza.

Afirmó que quienes cobraron indebidamente un sueldo que no les correspondía fueron regresados al sueldo original y tendrán que devolver, mediante descuentos, lo que cobraron de más.

"Ya se regularizó, están cobrando esta quincena pasada con `pie de rama' y además recibirán un retroactivo a partir del 1 de enero", dijo.

Se quejan por mala
asignación de plazas

Trabajadores de la Secretaría de Salud se quejaron de irregularidades en el otorgamiento de plazas, porque mientras a algunos se les entregaron claves con sueldos altos, a otros se les dio "pie de rama" o salario inicial.

Los trabajadores omitieron su nombre por temor a represalias y denunciaron amenazas de parte de las autoridades de la Secretaría de Salud.

Explicaron que hace cerca de ocho meses se les invitó a reunir la papelería necesaria para el otorgamiento de plazas a quienes laboraban por contrato, y los requisitos fueron muy rigurosos.

El 15 de abril, al recibir su primer sueldo como trabajadores de base de la SS, se dieron cuenta que en realidad a algunos les habían optorgado sueldos más altos a lo que correspondían sus estudios, y a otros, más bajos.

Se quejaron que en la etapa de registro para obtener la base nunca se les citó a reuniones de información y sospechan de discrecionalidad en el otorgamiento de las plazas.