Agencias
El director del FMI consideró que las elevadas primas que reciben los especuladores son un problema no sólo moral, sino también económico, ya que traen consigo riesgos excesivos y podrían convertirse en un problema político si surge una nueva crisis.
París, Francia.- El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, aseguró que el sistema financiero aún esconde multimillonarias pérdidas entre los balances de sus entidades, aunque no volverán a recibir ayudas estatales como hasta ahora en caso de que estalle una nueva crisis bancaria.

El máximo responsable del FMI declaró al diario francés Le Figaro que probablemente 50% de las pérdidas estén escondidas en los balances. Esta proporción, ha explicado, es mayor en Europa que en Estados Unidos, pero el caso de Japón demuestra que sin una limpieza de los balances no puede haber un crecimiento vigoroso.

Strauss-Kahn insistió en la necesidad de frenar el afán especulativo de las instituciones financieras, puesto que "limitar las bonificaciones y moralizar al mundo financiero significa preparar el futuro".

El director del FMI consideró que las elevadas primas que reciben los especuladores son un problema no sólo moral, sino también económico, ya que traen consigo riesgos excesivos y podrían convertirse en un problema político si surge una nueva crisis.

"No vamos a ver por segunda ocasión que cientos de miles de millones de dólares sean inyectados en el sector financiero. La opinión pública y los parlamentos no van a aceptar que tengan que pagar la factura por segunda vez", subrayó Strauss-Kahn.

Respecto al debate sobre limitar el tamaño de las entidades, Strauss-Kahn no cree que se pueda imponer ningún techo a su volumen. En cualquier caso, "si un banco asume riesgos que supongan un peligro para el sistema financiero entero, no es ilegítimo demandarle una contribución financiera".

Así, según Strauss-Kahn, se podrá limitar los riesgos que adopte la entidad a la vez que se recolectan recursos para afrontar una "eventual" crisis financiera futura.