Guadalajara.- El argentino Juan Gelman es una de las voces "indiscutibles" de la poesía contemporánea y un pensador "lúcido", comprometido y muchas veces atípico, destacaron hoy escritores y representantes de la Feria del Libro de Guadalajara.
Todos se congratularon por el Premio Cervantes 2007 obtenido por Gelman, que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la más importante en lengua española, consideró "un merecido reconocimiento a su obra y a su coherencia intelectual".

Gelman "es, sin duda, una de las voces más importantes de nuestra poesía contemporánea, así como un lúcido pensador, comprometido fuertemente con su tiempo y sus ideas", indicó la Feria en un comunicado.

El poeta y ensayista colombiano William Ospina destacó que Gelman no se limita sólo a hacer poesía, sino que a la vez se mantiene vinculado a reclamos importantes por problemas actuales, como el de los desaparecidos, que vivió en carne propia.

"Me parece importante que un poeta no se limite a escribir, sino que asuma una posición respecto al mundo y a la época. Todas esas cosas son necesarias", indicó Ospina.

"Él es alguien muy presente en el ámbito de la lengua hoy. Yo recibí hace tres años el Premio de Ensayo de Casa de las Américas cuando él recibió el de poesía. Por muchos caminos distintos me he sentido cerca de Juan Gelman", añadió.

Por su parte, el también poeta colombiano Giovanny Gómez dijo a que era una alegría que "por segundo año consecutivo" el galardón haya terminado en las manos de un poeta.

"Es una celebración que el año pasado fuera (Antonio) Gamoneda y este año Gelman. Son voces indiscutibles y de demasiada relevancia para la poesía", apuntó.

De la obra de Gelman, destacó "su lenguaje, su manera de plantear humor con ironía, de torcer el cuello al lenguaje, porque muchas veces es atípico dentro de las lecturas que uno hace de la poesía argentina o latinoamericana.

"Más allá de todo, su vocación hacia la poesía está apoyada en innumerables libros, `Cólera Buey' (1956-1959), `Gotan' (1965), `Los Poemas de Sidney West' (1969)", aseguró Gómez.

El novelista mexicano Élmer Mendoza también se mostró feliz por un reconocimiento "a un poeta que ha hecho poesía en sí mismo".

Llamó la atención sobre las duras vivencias del premiado por el asesinato y la desaparición de su hijo Marcelo y su nuera Claudia, que estaba embarazada, durante la dictadura argentina. También sobre el reencuentro con su nieta, de la que no supo por años.

"Todo esto hecho poesía sobre la base de la ansiedad, de la esperanza, a la búsqueda y a la idea de que un hombre, cuando persigue un objetivo, deber ir siempre en pos de él hasta que se logre", dijo Mendoza al Instituto Mexicano de la Radio (IMER).

Mendoza, quien hace dos días obtuvo el III Premio Tusquets Editores de Novela, agregó que el galardón era un reconocimiento a una "línea poética que va desde la sensualidad hasta el planteamiento más íntimo de lo que está pasándole al poeta como persona.

"Creo que el jurado ha actuado con mucha justicia, con mucho tino, con mucha inteligencia. Yo, que soy un lector de Juan Gelman, me emociono mucho", concluyó.