Lisboa, Portugal.- El escritor Gonçalo M. Tavares, el más apreciado por José Saramago entre la última generación de literatos portugueses, pidió hoy en declaraciones a EFE, que "se respete" y se haga un esfuerzo para difundir la obra del Nobel.
Tavares afirmó que la desaparición del escritor, que murió hoy en España, significa "una gran pérdida" para la literatura y la lengua portuguesa y mostró su consternación por el fallecimiento.

"Que Saramago estuviese enfermo no quita la sorpresa y el espanto de esta noticia. Es siempre una noticia trágica", afirmó el autor, que identificó como principal aportación del Nobel su capacidad para mezclar "hipótesis imposibles" con "un mundo muy realista".

Tavares expresó su esperanza de que "se haga todo para que las nuevas generaciones" sigan leyendo al Nobel luso, que hace dos años en una entrevista a EFE en Lisboa le escogió como el autor del panorama actual de las letras lusas que más valoraba.

Con trabajos traducidos en más de 16 países, Tavares, de 40 años, se ha mostrado agradecido por el respaldo público que tanto el fallecido Nobel como otros escritores lusos de prestigio han dado a su obra.

Tavares ha cosechado varios galardones literarios, entre ellos precisamente el que lleva el nombre de José Saramago, que obtuvo en su edición de 2005 en Lisboa y que está dirigido a los autores en lengua portuguesa menores de 35 años.