Notimex
México.- La modelo canadiense Heather Marks, quien confesó que en su niñez era una chica bastante masculina, señaló que es muy fácil perderse a sí misma entre la tentación que abunda en el mundo de la moda.
"La vida de una top model no es fácil, pero merece la pena intentarlo", advirtió Marks, quien reconoció que antes "prefería jugar futbol, patinar en la nieve con mis amigos y llevar jeans en vez de vestidos", además de que nunca fue la típica adolescente que soñaba con ser modelo.

La modelo, quien fue portada este mes de la revista "Vogue" México, señaló que dudó en aceptar la propuesta del dueño de la agencia Mode Model para participar en un concurso para descubrir nuevas caras, pero gracias a la persuasión de su madre, participó y ganó el primer premio, hecho que la llevó al mundo del modelaje.

La joven originaria de Calgary, Canadá, admitió en declaraciones a la publicación que a veces siente un poco de miedo al estar en una audición entre decenas de chicas hermosas, que buscan ser elegidas para un desfile de temporada o para alguna campaña publicitaria.

Sin embargo, también tiene una gran seguridad en sí misma, lo que le ha permitido posicionarse en el medio y seguir con esta carrera, que a pesar de sus dificultades también da satisfacciones.

"A veces, las horas que pasas esperando tu turno parecen interminables, comparadas con los minutos que te dedican cuando te toca tu turno. En sólo unos minutos se define tu suerte", comentó Marks.

Agregó que "si te escogen, te sientes una mujer muy afortunada; en cambio, si no, la interpretación personal que cada una hace de su suerte puede ser verdaderamente destructiva".

Por ello, aconseja que "hay que saber ser muy fuerte para aceptar el rechazo y, si no, aprenderlo rápido; pues afecta mucho la autoestima, de tal manera que terminas sintiéndote como una fracasada".

En ese sentido, la top model declaró a la publicación que los rechazos no la han lastimado y tampoco se siente frustrada al estar rodeada de modelos hermosas, por lo que no ha caído en la anorexia, ya que su principal arma es el optimismo y el apoyo de su familia.

Aclaró que lo que más disfruta son las sesiones fotográficas, ya que a pesar de las intensas y largas jornadas puede hacer amistad con el equipo de trabajo.

Además, el riesgo de hacer el ridículo es menor, porque existe la posibilidad de repetir todo si algo sale mal y en una pasarela no, dijo Heather Marks, quien ha modelado en Nueva York, Milán, Londres y París.