Notimex
Madrid, España.- El Club de Madrid, que agrupa a ex jefes de Estado y de gobierno, celebró hoy aquí su VI Asamblea General en la que se incorporaron seis nuevos miembros entre ellos el ex presidente de México, Vicente Fox Quesada.
Con estas seis nuevas incorporaciones el Club aumentó su membresía a 70 ex jefes de Estado y de gobierno, y en esta reunión, celebrada en el Instituto Cervantes de Madrid, se congregaron más de 40 miembros de pleno derecho de la organización.

Bajo la presidencia del ex mandatario chileno Ricardo Lagos, los nuevos miembros son; Vicente Fox, ex presidente de México; Alejandro Toledo, ex presidente de Perú; Percival Noel James Patterson, ex primer ministro de Jamaica; Vaira Freiberga, ex presidente de Letonia.

También Chandrika B. Kumaratunga, ex presidenta de Sri Lanka y Kofi Annan, ex secretario general de la Organización de Naciones Unidas, que se suma como miembro honorario.

Lagos señaló sentirse 'orgulloso de incorporar a estos líderes políticos experimentados y tan altamente respetados a su membresía'.

Según dijo 'los conocimientos adquiridos durante sus respectivos mandatos van a reforzar significativamente la labor del Club de Madrid, cuyos programas se centran actualmente en energía, democracia y liderazgo político para la cohesión social'.

Durante este lunes, la Asamblea General debatirá sobre asuntos de gobernanza interna del Club de Madrid así como sobre las estrategias para sus programas y actividades en el próximo año.

Por la tarde el rey Juan Carlos de Borbón recibirá en audiencia a los miembros del Club Madrid, mientras el jefe del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero se reunirá con el ex presidente de Estados Unidos y miembro del Club, William Clinton.

Mañana martes, el Club realizará su Conferencia anual titulada este año 'Democratizando la Energía: Geopolítica y Poder'.

En el marco de la conferencia se reunirán los miembros y asesores del Club con representantes de alto nivel del gobierno, organizaciones no gubernamentales y delegados del sector privado y de la sociedad civil de más de 20 países.

Según informó el Club, los debates se centrarán en la dimensión política y geopolítica de las preocupaciones actuales dentro del panorama energético.

El objetivo es identificar los 'desafíos', tanto regionales como internacionales, a considerar en la búsqueda de una mayor seguridad energética.

Los temas prioritarios dentro de la agenda de la Conferencia, serán el aumento y la diversificación del consumo energético y la competición por los recursos, su influencia en las relaciones entre los Estados y en la democracia.