Francisco Ynurreta / El Universal
Cd. del Carmen, Campeche.- Ante el descontrol del pozo de producción de aceite y gas Kab 121, que desde el martes arde en la sonda de Campeche, especialistas estadounidenses han recomendado a las autoridades de Pemex clausurarlo para evitar más daños ecológicos.
El subdirector de la Región Marina Suroeste de Pemex, Pedro Silva López, dijo que a pesar del incremento de seis a ocho embarcaciones contraincendio, que permanentemente lanzan chorros de agua, en tanto se preparan las maniobras para sofocar el fuego, los intentos han sido vanos para controlar el siniestro.

Mencionó que los 12 especialistas que supervisan las maniobras en el lugar, determinaron que la única opción es insertar las válvulas preventoras y cerrar de manera definitiva los pozos Kab 121 y Kab 101, que se ubican en el mismo lugar.

También se ha contemplado la perforación de otros pozos, que permitan aliviar la fuga del gas y diesel.

A pesar de todo, Silva López hizo hincapié en que el riesgo de explosión es mínimo, pero de acuerdo a las versiones de los familiares de los obreros que laboran en el control del incendio, de un momento a otro puede ocurrir un estallido.

Una chispa generada durante los trabajos de control de esta fuga fue la que originó la noche del martes un tercer incendio en el pozo Kab 121 -entre el lunes y el martes se presentaron los primeros percances-, sin que hasta ahora se reportaran daños personales.

Sobre esto, Pemex informó en un comunicado que las condiciones climatológicas adversas que se mantienen en la sonda de Campeche, la errática dirección de los vientos y las altas concentraciones de gas inflamable que emana del pozo, seguirán siendo factores de riesgo.

Precisó que no se descarta la posibilidad de que durante los trabajos de control del pozo Kab 121 siga latente el riesgo de nuevos incendios, por lo que seguirá priorizando la seguridad del personal. Agregó que una vez que se apague el incendio, se reiniciarán los trabajos para controlar la fuga del combustible.

El secretario de Ecología de Campeche, José Hernández Chávez, señaló que se siguen vertiendo al mar alrededor de 422 barriles de aceite al día desde el pasado 23 de octubre; desde este día, en que la plataforma Usumacinta impactó al pozo Kab 121 con un saldo de 22 muertos y un desaparecido, se han derramado al mar más de 10 mil 700 barriles de aceite y gas.

Destacó que de este derrame se logró recuperar alrededor de 2 mil 600 barriles de aceite y en las playas de la entidad unos 390 más, a fin de reducir la contaminación.