El Universal
De acuerdo con fuentes policiales, el sicario que mató al jefe de operativos antinarco en el país, fue contratado en la ciudad de México y pertenece a una banda de asesinos a sueldo que había sido subcontratada por el cártel de Sinaloa.
Ciudad de México.- El comisionado de Seguridad Regional de la Policía Federal Preventiva, Edgar Eusebio Millán Gómez, fue ejecutado por un sicario presuntamente contratado por el Cártel de Sinaloa, encabezado por los hermanos Beltrán Leyva y Joaquín "El Chapo" Guzmán, informaron fuentes policiales.

De acuerdo con las fuentes, el sicario fue contratado en la ciudad de México y pertenece a una banda de asesinos a sueldo que había sido subcontratada por el cártel.

Las primeras investigaciones indican que el asesino, Alejandro Ramírez Báez, esperó a Millán Gómez dentro de su domicilio, donde le disparó a quemarropa.

El jefe policial que tenía una complexión robusta se defendió y forcejeó, pero resultó inútil ante las armas, de acuerdo con las primeras indagaciones.

Ramírez Báez utilizó dos pistolas, una de ellas con silenciador.

El alto mando policial tenía escolta, que se empezaba a retirar una vez que entró Millán Gómez a su casa, ubicada en la céntrica colonia Guerrero en la ciudad de México.

La casa se encuentra en la calle de Camelia, en la colonia Guerrero, en el centro de la ciudad, y está ubicada en una unidad habitacional. El sicario lo esperó tras la primera puerta.

Debido a ello, en los momentos que escucharon los balazos de la pistola que no tenía silenciador, los escoltas forzaron la puerta de la casa donde sometieron al asesino. En el forcejeo, también resultaron heridos.

El alto mando llegó con vida al hospital, donde pereció en el curso de la madrugada.

Millán Gómez era el responsable de los operativos contra la delincuencia organizada que puso en marcha el presidente Felipe Calderón, y recientemente tuvo un papel crucial en el decomiso de 3 toneladas de cocaína destinadas al cártel de Sinaloa.