Notimex
Cuernavaca.- Arsenal de Sarandí argentino aspira sorprender al América de México en el partido de "ida" por la final de la Copa Sudamericana, que se realizará este viernes en el estadio Azteca.
El centrocampista Israel Alejandro Damonte afirmó que los sudamericanos saben de la jerarquía de las Aguilas por lo que "no es fácil, es un partido muy complicado, pues el América es un equipo poderoso al que buscaremos ganar".

Agregó que él (Damonte) tendrá una gran responsabilidad puesto que por sus piernas pasará una gran cantidad de balones con fines ofensivos.

Con respecto a su compañero Sebastián Carrera, dijo que continúa recuperándose de la lesión que sufrió la semana pasada en la pierna derecha.

El cuadro sudamericano, dirigido por el argentino Gustavo Alfaro llegó este lunes a la Ciudad de México y de inmediato se trasladó a Cuernavaca, unos 100 kilómetros al sur de la capital mexicana, para concentrarse de cara al importante partido.

Alfaro agregó que aun cuando a su equipo todavía le ponen etiqueta de víctima, ha sabido luchar contra eso en todo el torneo, "ante equipos importantes como San Lorenzo, Goiás, Chivas de Guadalajara y River Plate, hasta llegar aquí".

Tanto el "Viaducto" como América, cuadro dirigido por el argentino Daniel Brailovsky, jugarán la primera final de su historia en una competenciade la Conmebol, y el triunfo compensaría en parte su mala actuación en los torneos locales.