Afirma el cantante que su compromiso político y su voluntad de hacerlo publico no surgió por ser cantante, es su deber como ciudadano.
Rabat.- El cantante Juanes confió hoy en que el conflicto colombiano se acerque en un futuro próximo a su fin a través del diálogo y la movilización de todos los ciudadanos que en ese país y en el extranjero reivindican con fuerza "una solución pronta".

"En el último año y medio en Colombia se ha generado un movimiento muy grande. Creo que estamos más cerca de encontrar la posibilidad de que se dialogue y se encuentre una solución, que definitivamente no va a ser por las armas", dijo en una entrevista durante la presentación de su concierto en Rabat.

El artista colombiano, que actuará esta noche en el Festival Mawazine de la capital marroquí, destacó, no obstante, que su conocido compromiso político y la voluntad de hacerlo público no le viene por el hecho de ser cantante, sino un mero "ciudadano".

"Lo que escribo en mis canciones es lo que pienso y lo que digo es lo que soy. No porque sea un artista tengo que hablar o no de cosas políticas, pero como colombiano tengo mi posición frente a diferentes temas, y a través de mi música -apuntó- la transmito".

Los temas sociales se alternarán entonces en su concierto con otros de amor y de desamor que le han dado fama internacional y con los que se ha embarcado en su gira mundial La vida, donde además de presentar su último trabajo, La vida... es un ratico, no privará a los asistentes de clásicos como La camisa negra.

"Venimos con todo el corazón, la pasión y el alma para entregar todo al público y hacer una fiesta", la primera en Marruecos y en toda Africa, y tras la cual tiene previsto continuar por España y, entre otros de los muchos países que recorrerá hasta marzo del año que viene, Japón y Francia.

"Todos los países son muy especiales, es muy difícil decir que uno más que otro, porque cuando comencé realmente soñaba con ir a la capital, Bogotá, así que el haber podido salir de mi país y llevar la música por todo el mundo ha sido una bendición", afirmó sin voluntad de decantarse.

Por todos llevará lo que calificó de "música popular reinterpretada en el contexto de la música contemporánea", después de que "su primera escuela" fueran los tangos, los boleros o las rancheras y de adolescente empezara a escuchar rock y a mezclar en sus composiciones "esos dos mundos".

Y una vez finalizado este último tour afirma que no tiene más intención que la de "descansar un poco" en Colombia, presumiblemente acompañado de su familia y sus amigos, que según él son quienes le ponen los pies en el suelo y le alejan del frenesí de la fama.