Notimex
México.- Las Comisiones Unidas de Justicia y Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados sesionarán en los próximos días para dictaminar la minuta de Reforma Judicial que le envió el Senado y que se espera sea aprobada en el actual periodo de sesiones.
El presidente de la Comisión de Justicia, César Camacho Quiroz, señaló que sólo falta revisar algunos asuntos pendientes, entre ellos los que se refieren a la justicia constitucional.

Al respecto mencionó el punto relativo al juicio de amparo, el cual requiere de renovación profunda para ponerlo al día y hacerlo más accesible y que su tramitación sea más sencilla.

Indicó que vale la pena perfeccionar las acciones de inconstitucionalidad, las controversias constitucionales y, "si queremos una reforma de hondo calado, tenemos también que modernizar al Poder Judicial, que será el encargado de poner en operación estas reformas".

Señaló que la minuta que les devolvió la Colegisladora tiene algunas supresiones: "un párrafo que se quinto del documento que de aquí se envió y la supresión de tres palabras de otro párrafo".

El primero, detalló, relacionado con el hecho de que el procurador general de la República ya no tendrá acceso a información bursátil, financiera, económica y electoral cuando se trate de investigaciones del crimen organizado.

La otra, añadió, el ingreso a un domicilio sin orden judicial, que es una situación extrema y excepcional sólo cuando esté en peligro inminente la vida o integridad física de las personas.

Dijo que esta última es una facultad que tendrá que administrar con enorme cuidado el Ministerio Público y las policías.

"No es una facultad de sencilla administración, pero creemos que es necesaria para combatir con eficiencia al crimen organizado", subrayó.

Añadió que el asunto en el fondo entraña la pugna eventual de dos valores igualmente importantes, que es la inviolabilidad del domicilio, y por el otro lado el peligro de la vida, por lo que en un caso extremo se deberá optar por el segundo de ellos.

César Camacho aclaró que nadie ha pensado en criminalizar la lucha social, pues el objetivo de la Reforma Judicial es perseguir a los delincuentes y sobre todo a la delincuencia organizada.