Notimex/El Universal
Asegura la dependencia que la mayoría de los especialistas prevé un desempeño positivo de la economía para todo el año en su conjunto.
Ciudad de México.- México ha aguantado la desaceleración económica mundial y es muy probable un mejor desempeño económico durante la segunda parte del año derivado del fortalecimiento de la estabilidad, el impulso al crédito y la aplicación de políticas contracíclicas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) expone que el entorno es desaceleración económica mundial, en particular de Estados Unidos, dificultades del sistema financiero internacional y presiones inflacionarias a nivel global.

A pesar de ello, los indicadores de la actividad económica en México han aguantado más de lo que permitía prever la tradicional correlación entre los ciclos económicos, señala la dependencia en el Informe Semanal de su Vocería.

"Incluso es muy probable un mejor desempeño económico durante la segunda parte del año, derivado del fortalecimiento de la estabilidad, el impulso al crédito y la aplicación de políticas contracíclicas".

En la nota informativa "Reflexiones sobre la evolución de la economía mexicana" , expuso que este año la economía ha tenido que resistir un entorno internacional desfavorable, caracterizado por un aumento en los precios de los alimentos y otras materias primas.

Esto ha redundado en presiones inflacionarias a nivel global, y una desaceleración económica no sólo en Estados Unidos, sino en otros países como España, Japón, Inglaterra, Alemania, entre otros.

A pesar de este panorama complicado, asegura la dependencia, la mayoría de los especialistas prevé un desempeño positivo de la economía para todo el año en su conjunto.

Según explica, esta previsión está fundamentada en el fortalecimiento de la estabilidad financiera, así como por una política fiscal contracíclica basada en un incremento de 10.5 por ciento del gasto público en 2008.

También, el Programa de Apoyo a la Economía que considera respaldos fiscales, descuentos en tarifas eléctricas, un gasto más elevado de Pemex, un mayor apoyo al Sistema Nacional de Empleo y un mayor financiamiento de la banca de desarrollo, y la creación del Fondo Nacional de Infraestructura, entre otros factores.

El fortalecimiento de estos sectores ha permitido que, a pesar del escenario adverso internacional, la economía mexicana haya crecido 2.7 por ciento en el primer semestre del año, tasa superior a la reportada en el mismo periodo del año anterior de 2.5 por ciento.

Sobre la inversión extranjera directa, al primer semestre de 2008 se recibieron recursos por 10 mil 536 millones de dólares, monto que aunque es menor en al reportado en igual lapso de 2007, es mayor al observado durante enero-junio de 2006, lo cual resulta ser un dato favorable ante el complicado escenario internacional.

La creación de empleo ha mantenido un ritmo favorable, al generarse casi 302 mil puestos de trabajo en los primeros siete meses de este año y más de 827 mil en lo que va de esta administración.

En cuanto a la inflación y a pesardel repunte mundial en algunos precios, México todavía registra la tasa más baja del continente, con excepción de Canadá, y la menor de América Latina.