Baltimore, EU.- La figura y leyenda del mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady, escribió otra página brillante en su ilustre carrera después de convertirse en el cuarto jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) que consigue 40 pases de "touchdowns" en una sola temporada.
Brady lo consiguió mientras que su equipo de los Patriotas vinieron de atrás para vencer por 27-24 a los Cuervos de Baltimore y seguir invictos en lo que va de temporada con marca perfecta de 12-0 a sólo cuatro de ser el segundo equipo en la historia de la NFL que consigue 16-0 al concluir la temporada regular.

El triunfo se dio en el tradicional partido de los lunes por la noche con el que se cerró la decimotercera semana de la competición de la NFL.

El mariscal de los Patriotas completó su protagonismo con un pase de ocho yardas al recibidor Jabar Gaffney cuando sólo quedaban 44 segundos para concluir el partido y darle a su equipo la primera y definitiva ventaja en todo el encuentro.

Para Brady era el segundo pase de anotación del partido después que diese el primero en el tercer periodo a su recibidor especial y preferido, Randy Moss, un pase perfecto de tres yardas.

El pase de anotación de Brady era el número 40 de la temporada y el decimosexto que capturaba Moss, que llegó este año nuevo con el equipo y empato su mejor marca como profesional.

"Ha sido una victoria muy difícil, pero que también demostró toda la confianza y espíritu de lucha que el equipo mantiene hasta el final de cada partido", destacó Brady. "Nada de marcas individuales, hay que seguir trabajando para que el equipo sea el que gane".

Brady completó 18 de 38 pases para 257 yardas y le interceptaron un balón.

Mientras que Laurence Maroney, de 22 años, fue el jugador perfecto para los pases de Brady tanto por tierra con 13 acarreadas para 44 yardas, como por aire después de capturar dos y 79 yardas.

Aunque los Patriotas mostraron ciertas debilidades que pueden abrir el camino a que otros rivales intenten quitarle el invicto, de momento ya pasan a formar parte de la historia como el sexto equipo de la NFL que inician la temporada con marca de 12-0.

Ocho días después de haber tenido que venir de nuevo de atrás para ganar 31-28 a las Aguilas de Filadelfia, los Patriotas siguen en su objetivo de ser el segundo equipo en la historia de la NFL que consiguen marca perfecta de 16-0 en la temporada regular después que los Delfines de Miami establecieron la marca en 1972.

El próximo reto para los Patriotas, en su campo, serán los Acereros de Pittsburgh (9-3), que les va a exigir el que recuperen su juego completo de principio de temporadas si quieren seguir invictos.

Los Cuervos (4-8), que por momentos jugaron su mejor defensa que tanta fama y triunfos les dio en el año 2000, al final no pudieron superar el factor Brady que una vez más surgió en los momentos decisivos y últimos del partido para establecer la diferencia.

El mariscal de campo Kyle Boller completó 15 de 23 pases para 210 yardas, con dos envíos de anotación y le interceptaron un balón, pero no pudo conseguir que el recibidor Mark Clayton con el tiempo reglamentario agotado capturase el último lanzamiento desesperado que le hubiese quitado el invictoa los Patriotas.

El partido, intenso por lo igualada del marcador, también tuvo su grado de polémica con las dos decisiones de los árbitros en la última posesión del balón de los Patriotas y que la final le iban a permitir a Brady dar el pase decisivo y seguir siendo el mariscal de un equipo que cada vez se acerca más al destino de la historia.