Antonio Santos / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Aunque la Comisión de Honor y Justicia de la ONEFA no ha trasparentado el proceso de investigación en el caso Potros-Lobos, integrantes del equipo mexiquense comentan que el campo Jorge Castro sería vetado indefinidamente, al igual que varios coaches de Lobos, incluído su coach en jefe, Fernando Bravo.
Del Real, representante institucional del equipo Potros, comentó que, sin que sea un dictamen oficial, la casa de los Lobos será vetada indefinidamente, al igual que el head coach Bravo, tres de sus coaches y algunos jugadores saltillenses.

Esto como resultado de los acontecimientos ocurridos el pasado 3 de noviembre, en el que Lobos de la UAdeC y Potros Salvajes del Estado de México protagonizaron una batalla campal después del partido de cuartos de final que perdieron los locales.

"Creo que la resolución final la van a tomar en la próxima Asamblea Nacional -en febrero 2008-, pero a nosotros ya nos sancionaron a cinco jugadores con dos partidos, para Lobos creo que habrá un veto indefinido desde el coach Bravo y tres coach más, además de algunos otros jugadores, aunque no ha dicho quiénes, de hecho al parecer habrá un veto indefinido al campo Jorge Castro, pero mi versión no es oficial, habrá que esperar el dictamen de la Comisión", comentó Del Real.

Tras argumentar que analizan videos, hasta ayer por los integrantes de la Comisión no quisieron revelar los avances de dicha investigación.