Washington.- Cinco barcos chinos siguieron y maniobraron peligrosamente cerca de una nave de la Armada estadounidense que navegaba en aguas internacionales, en lo que pareció un acto coordinado de hostilidad, informó hoy el Departamento de Defensa estadounidense.

El incidente tuvo lugar ayer domingo en el Mar del Sur de China, a unos 120 kilómetros al sur de la isla de Hainan, contra el "USNS Impeccable" y fue uno de varios actos recientes de "conducta agresiva" por parte de la Armada China, informaron fuentes oficiales.

Según el Pentágono, su barco estaba realizando operaciones rutinarias en aguas internacionales cuando ocurrió el incidente: los barcos chinos rodearon al "Impeccable", acercándose dos de ellos a menos de 16 metros de la nave estadounidense. Para protegerse, éste tuvo que utilizar mangueras antiincendio contra uno de los barcos, a lo que los marineros chinos respondieron quedándose en ropa interior mientras el barco se acercaba aún más, según el Pentágono.

Cuando el barco estadounidense intentó abandonar el área, dos barcos chinos lo frenaron directamente colocándose ante él y obligándolo a hacer una frenada de emergencia para evitar una colisión.

El mayor Stu Upton, portavoz del Pentágono, denunció que "las maniobras no profesionales de los barcos chinos violaron los requerimientos de las leyes internacionales de operar en consideración con los derechos y la seguridad, así como otros usos legales del océano".

Los estadounidenes esperan una actuación responsable y que los chinos abandonen esos "actos provocativos" que podrían llevar a un error de cálculo o a una colisión en el mar, poniendo en peligro los barcos y las vidas de los marineros chinos y estadounidenses.

Estados Unidos presentó una queja formal en Pekín por el incidente con el barco, cuya función es detectar submarinos y otras potenciales amenazas para la Armada estadounidense.

Los incidentes de los que Estados Unidos habló ocurrieron días después de que Pekín y Washington retomaran el diálogo a nivel militar, después de que China lo suspendiera el año pasado por las ventas de armas estadounidenses a Taiwan.