Notimex
La alerta se basó en consideraciones hechas por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades, que también sugirió a los ciudadanos estadunidenses residentes en México que tomen las precauciones del caso
Estados Unidos emitió hoy una alerta de viaje a México por riesgos de salud relacionados con el brote de influenza porcina en ese país, informó el Departamento de Estado.

Refirió que la alerta se basó en consideraciones hechas por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) que también sugirió a los ciudadanos estadunidenses residentes en México que tomen las precauciones del caso.

Autoridades de salud de Estados Unidos confirmaron este lunes 40 casos de influenza porcina detectados en el país, con 20 nuevos registrados en Nueva York, y advirtieron que el número podría aumentar.

El CDC informó en su página electrónica que hasta el fin de semana solo dos de los pacientes en Estados Unidos han requerido hospitalización y todos se han recuperado, aunque en México se han reportado muertes.

"Al CDC le preocupa que el viaje continuo de viajeros estadounidenses a México presente un riesgo serio para futuros brotes de influenza porcina en Estados Unidos", recalcó.

En tanto, el presidente Barack Obama afirmó que el brote "es obviamente una causa de preocupación y requiere de un mayor estado de alerta, pero no es una causa de alarma".

Y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, pidió "cautela" sobre los viajes a México en tanto que la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, afirmó que junto con Canadá "nuestros gobiernos se están moviendo en conjunto".

Napolitano dijo que el gobierno estadunidense ha emitido una declaración de emergencia de salud a fin de liberar recursos para entidades federales, facilitar el acceso al medicamento Tamiflu así como el despliegue de antivirales para todo el país para el 3 de
mayo.

El Departamento de Seguridad Interna continúa remitiendo a las personas provenientes de México que parecen estar enfermas al CDC o a funcionarios locales de salud para su evaluación, anotó.

La Organización Mundial de la Salud colocó el brote en el nivel cuatro, cuando el nivel seis es requerido para considerarse como pandemia, pero "estamos procediendo como si nos estuviéramos preparando para una pandemia", dijo Napolitano.