Nueva York, EU.- Nadie discute que Britney Spears tuvo una actuación muy floja en le entrega de los Premios a los Videos Musicales de MTV. Pero, ¿es justo decir que además está excedida de peso?
``Esa prominente pancita no era nada atractiva'', comentó el portal E! Online, reflejando una actitud bastante generalizada.

¿Merecía realmente Spears, quien tiene dos hijos, ser criticada por no tener abdominales impecables, como en el pasado, producto de agotadoras sesiones de entrenamiento? ¿Se buscó ella misma esas críticas al optar por lucir un horrendo biquini negro con lentejuelas?

Más específicamente, en una era en la que se cuestione el mensaje que envían las modelos y actrices raquíticas a las adolescentes, ¿corresponde reprobar a una mujer joven por algunas grasitas en la cintura?

La gente tenía mucho interés en verla y la teleaudiencia del espectáculo subió un 23% en relación con la del año pasado, según la empresa Nielsen.

Y al día siguiente todo el mundo opinaba sobre el desempeño de Spears en los blogs. Por cada crítica a su presunta gordura, había alguien que pedía que la ``dejasen tranquila'', como el blogger Aboutthink.com. ``Esta chica tiene dos hijos. Ojalá yo tenga sus proporciones después de dar a luz'', agregó.

``Lo admito, no es gorda'', dijo otro blog. ``Pero no tiene un estado físico como para lucir lo que esta luciendo''.

Muchos opinaron que el problema no era el cuerpo de Spears, sino el atuendo.

``Con ese conjunto, una no puede tener ni un gramo extra de grasa'', afirmó la revista US Weekly. ``Muchas mujeres dejan de comer por días si tienen que ponerse esa bikini''.

``¿Se veía mejor que el 99% de las mujeres? Si. Pero, comparado con su estado previo, probablemente no se vio tan bien'', agregó.

Además, señaló la revista, ``Britney Spears siempre ofreció una combinación de cosas. Nunca dependió exclusivamente de su talento.

¿Es esto algo sexista? Probablemente, pero toda su carrera gira en torno a su imagen sexy''.

El debate acerca del estado físico de Spears tiene lugar en momentos en que aumenta el criticismo de las celebridades demasiado delgadas y la industria de la moda trata de imponer modelos de aspecto saludable. ``Este año las modelos no son tan delgadas como en el pasado'', comentó Suze Yalof Scwhartz, directora de la revista Glamour. ``A una le dan de comer durante los desfiles. Se ven más sexy''.

Schwartz opinó que Spears no merece ser criticada por su estado físico pero que, al mismo tiempo, ``si una se pasea por el escenario en un bikini negro frente a millones de teleespectadores, llama la atención de la gente''.

Acotó que, si bien Spears tal vez no tenga el físico de antaño, ``la mayoría de las mujeres mataría por tener su cuerpo''.